Durante el fin de semana, se disputó una nueva fecha del Metropolitano de Hockey, y en la rama femenina, la Primera logró una gran victoria frente a Huracán. Una de las integrantes del equipo que doblegó al Globito, fue la Melli Nicole Calvet, quien junto a Micaela Sordi es una de las sobrevivientes de aquel equipo bicampeón del 2014, siendo este hasta el momento, el único título en el superior de Damas.

“En primer lugar, sabíamos desde un primer momento que Huracán es un equipo muy duro; es un club que tiene jugadoras muy buenas, muchas con entrenamientos de PreSelección encima, y era un partido importante para ganarlo. Habíamos perdido de visitante, y en esta oportunidad debíamos aprovechar la localía”, comenta Nicole apenas llega de su trabajo, donde desde hace un año se desempeña en Despegar.com,dentro del Departamento de Legales. El paro nacional, permite que su retorno a la casa compartida con sus padres Gustavo y Andrea y sus hermanos Melany y Lucas, sea más rápida de lo habitual, y la nota pueda realizarse un rato antes de lo pactado previamente.

“Desde que empezó a correr el tiempo, se dio un partido bastante agresivo; tuvimos la mala suerte de tener un árbitro que no cobraba las faltas, entonces ayudó aún más a que el roce sea mayor. Mas allá de eso, conocemos a Huracán y sabíamos que aún con un árbitro sin cobrar faltas graves, iba a ser agresivo de todas formas. Fue un partido complicado porque únicamente se podía ganar de manera inteligente; nosotras las presionamos pero en zona, porque sabemos que muchas son jugadoras habilidosas y rápidas. Entonces esperábamos su error para salir de contragolpe y nosotras aprovechar nuestro estado físico para ganar en la salida”, analiza esta Licenciada en Turismo,recibida en la Universidad de Morón hace dos años.

Finalmente, agrega sobre el juego:

“En cuanto al rendimiento físico, en este partido en particular, sentimos que tuvimos un mejor resultado que ellas, se dio un partido de mucho contragolpe y eso fue clave para hacer la diferencia. Con la defensa conseguida, ellas se equivocaban rápido y nosotras pudimos tener muchas oportunidades que varias veces se hicieron efectivas”.

Fue el cuarto partido de esta ronda inicial, y un registro igualado en 2; resta el encuentro de locales ante Argentinos Juniors.

Con apenas 24 años,es la mayor de un equipo joven; hasta el año pasado compartía eso con su hermana gemela, pero ella decidió dejar la actividad. “Somos gemelas, pero todos en el club nos dicen Las Mellis (risas)”, acota.

Junto a su hermana y Micaela, entre otras jugadoras, participaron del inolvidable 2014, con bicampeonato incluido. Tiene un lapsus de las fechas, y va a buscar un portarretrato para confirmar lo que el cronista le dice, mediante la data de Guido González, su entrenador de aquel entonces.

“Él nos ayudó a poder lograr algo que nunca se había alcanzado; hoy de todo ese equipo en Porteño solo quedamos 2, Micaela Sordi y yo. Y una jugadora que hoy juega en Geba, Yanina. Mucho no recuerdo, pero fue muy gratificante la sensación, cumplimos un objetivo nunca alcanzado en el club. Éramos primeras en eso, y llegar a hacer historia en Porteño, nos hizo creer aún mas en nosotras, y pensar que todo el esfuerzo realizado, valió la pena. Fue un gran reconocimiento y un lindo recuerdo”, admite.

Vive en Ramos Mejía, y antes de dedicarse al Hockey, probó otros deportes.

“Desde los 5 años patino, pasé por varios deportes de chica, soy muy activa y en mi familia siempre hubo actividad deportiva. Pasé por gimnasia rítmica, hockey sobre césped y patín artístico en Porte. Cuando llegué al club, a mis 11 años, hacía patín y hockey a la vez. Estuve unos años con patín solamente, pero después volví al hockey a mis 14 y hoy hace 10 años que lo practico. Mi papá de chico practicó hockey sobre patines, y fue quien nos hizo conocer este deporte a mi hermana y a mi”, observa, destacando que el progenitor jugó en Bomberitos, donde a los quince años enfrentó a Porteño.

“Siempre jugué de delantera, tuve algunos partidos de defensora, pero mi lugar siempre fue arriba. De todas formas, hoy el hockey se convirtió en un deporte muy rápido, y ahora todas debemos saber cubrir el lugar de la otra, cuando hay algún imprevisto”, destaca.

La pregunta es acerca de cómo y por qué se decidió por el hockey, habiendo experimentado otros.

“Este deporte siempre me atrajo la adrenalina que se siente jugarlo, su rapidez, el trabajo en equipo constante necesario, el nivel de competitividad, lo lindo que es verlo de afuera además, y lo divertido para jugarlo”, responde.

Por cuestión generacional, y antecedente de campeona, es sin dudas una de las referentes para sus compañeras, dentro y fuera de la cancha.

“Mica era de las más chicas en Primera, pero hoy es una de las referentes también.  En cuanto a mi, creo que si, algunas mas o menos, pero entiendo que sí; las dos, junto con Juli Rouco, nuestra arquera, somos las únicas tres con edad de categoría superior”, expresa.

Con su vida personal armándose en varios aspectos, trabajar lejos y regresar cansada al hogar, se la consulta sobre las motivaciones que la llevan a seguir entrenando y jugar cada semana.

“Qué buena pregunta me haces jajaja; la verdad, es muy cansador, pero siempre necesito un cable a tierra, algo para descargarme, distenderme, o activarme también y eso sin dudas lo logra el hockey. Hoy soy la mas grande que practica el deporte en Porteño y puedo ver el crecimiento de muchas nenas nuevas, o nenas subiendo de categoría. O mismo con 15 o 16 años, ya juegan un Campeonato Argentino en San Juan o Mendoza, de primera división, algo importantísimo. Me gusta mucho ver el proceso de aprendizaje y crecimiento que tuve yo en otras nenas hoy, me siento testigo de todo eso y en algún punto, ellas tuvieron a alguien referente, como lo tuve yo en su momento. Es un deporte que si bien te saca mucho tiempo y se debe estar dispuesto a ello, te da el doble o el triple de satisfacción practicarlo; y ni hablar ganar un partido como el que ganamos el domingo contra Huracán, el cual es un resultado de todo el esfuerzo que venimos haciendo”, analiza en un momento de introspección.

Nicole Calvet, integrante de una Primera de Hockey llena de juventud, pero a la vez,mucha experiencia.