THURSDAY 18 JANUARY 2018

Este jueves 11, el plantel de básquet que compite en el Torneo Federal, volvió de las vacaciones, tras el receso del certamen, de cara a la reanudación del mismo, que será el próximo viernes 26, de locales ante Estudiantes de La Plata.

Leer más ...

TEMPORADA 2018

IMPORTANTE PARA JUGADORES Y FAMILIAS.

Comienza un nuevo año y queremos mejorar la comunicación con todos nuestros jugadores y familias.

Queremos contarles algunas novedades importantes para esta temporada.

Leer más ...

El básquet, como deporte, permite estos escenarios. Hace unas semanas atrás, dolía ver a los pequeños U13 sentados en el banco de suplentes luego de la derrota en suplementario contra River Plate por la fecha inaugural del Argentino de Clubes.

Sin especificar a ninguno, prácticamente todos se mostraron derrumbados ante el cachetazo que los devolvió a un momento terrenal, luego de las ilusiones que sin dudas les habrán llenado sus mentes y corazones en los días previos a ese instante glorioso en sus jóvenes vidas deportivas.

 

Los padres, madres, solo acompañaban en silencio, deseosos de poder traspolar esas angustias a ellos mismos y evitar ese momento. Los que somos padres tuvimos esa edad, y en muchos casos, nos tocó estar en ese lugar, sea el deporte que fuera, y pudimos entender plenamente la decepción interna de cada jugador.

Afortunadamente, desde este espacio siempre ponderábamos la importancia de otros factores más importantes que un simple resultado positivo. No es casual la presencia de Chiqui Pertuzzo como formador en las bases; el entrenador varias veces manifestó (con palabras, pero sobre todo hechos) que sus dirigidos deben anteponer otros valores que el ganar solamente. Por sobre cualquier consecuencia del juego. Ya hemos escrito aquí mismo aquel mediodía del 2016, cuando notó a los preinfantiles sobrando la situación, y sacó a quienes eran los habituales titulares para poner a otros sin tantos minutos en el rectángulo. Perdió de local, el invicto, pero fue una enorme enseñanza al equipo.

Esa filosofía permite a Porteño tener instalada una idea que si llegan los resultados deportivos, mejor. Pero no desvelan. Por esa razón, en la previa al duelo contra Los Indios se decidió no subir artículos ni entrevista, para que los chicos no sintieran una responsabilidad extra que al simple hecho de disfrutar un instante único, como una final. Y aprender a buscar soluciones en cotejos decisivos, como sin dudas tendrán en sus vidas como basquetbolistas. Y ya lo sabemos, el deporte es una enseñanza para la vida.

El sábado, aquellos rostros demudados en dolor, decantaron en felicidad, risas plenas, alegría infinita. Ganaron un cotejo terrible, y se consagraron como los mejores de la Federación. El primer título para ellos, el segundo consecutivo para el club, en la misma categoría, y que deja constancia el gran trabajo que se viene efectuando allí. Y el equipo mostró aristas altas, sobre todo en el aspecto anímico. Quedó en claro: se aprendió la lección del Argentino, y cuando el panorama asomaba muy complicado, surgieron elementos humanos que pusieron un plus, por sobre sus virtudes técnicas, y se pudo dar vuelta la situación.

No vamos a hacer menciones particulares, porque sería pecar de injusto. Lo importante, es que cada pieza es valiosa, incluso aquellos que disponen de algunos segundos, si realizan las instrucciones del técnico, habrán cumplido su parte. Entonces, obviamente en todo equipo habrá una, dos, tres figuras, con roles determinados, pero el lucimiento de ellos dependerá también del sacrificio de los silenciosos.

Con esa entrega, ese valor agregado, se consiguió salir de un momento duro, retomar la ventaja en el tablero, y mantenerla hasta el final. Siempre dentro de un escenario de paridad, por eso la conclusión del encuentro fue de apenas cuatro unidades: 48-44.

Una vez terminado, lo mejor: los chicos se tomaron varios minutos para ir a abrazar y consolar a su dignísimo vencido. Los entendían a la perfección, porque estuvieron de ese lado hace poco. Y como un aprendizaje para toda la vida, priorizaron eso al festejo instantáneo. Vale mucho más que el campeonato, esa conducta….

Luego si, el éxtasis, la vuelta olímpica, las fotos con sus padres, los abrazos, los cantos, el sentirse los mejores de FeBAMBA. Y muy merecido, porque para llegar a esta instancia, dejaron primero en el camino a River Plate, un equipo que el domingo se consagraron en Viedma como terceros en el Hexagonal Final. No es un detalle menor: por sobre las circunstancias del momento, quedó en claro que en cuanto a capacidad, nuestros pibes tienen el potencial para luchar por asuntos nacionales.

Y en la final, a un muy buen equipo como los de Moreno, haciendo gala de una defensa increíble y una velocidad asombrosa. A ese excelente oponente, Porteño le ganó, y validó todos los elogios que le llueven desde todos los lugares.

Disfruten chicos, este instante de felicidad. Y poder saber que este deporte va a tener muchos más momentos tristes que alegres. En ambas, nunca perder la esencia de deportistas ejemplares.

Felicitaciones Campeón!!!!

 

 

 

 

Leer más ...

Pasadas un par de semanas de la culminación por esta temporada del equipo superior de básquet que participó de la Copa Metropolitana, donde llegó hasta las semifinales de su zona, hablamos con uno de sus referentes, Lucas Curiale, acerca de lo que fue este 2017, además de lo que depara el futuro inmediato, no solo a nivel club sino desde su expectativa personal. El inicio de la charla refiere al rival que los eliminó en dos juegos, Social Lanús.

Leer más ...

Buenos días Familias, en esta oportunidad los convocamos a la fiesta de fin de año, la misma la llevaremos a cabo el sábado 16 de diciembre a las 18.30 hs. En nuestra cancha.

Leer más ...

El viernes, la subcomisión de básquet rindió homenaje a los campeones argentinos y sudamericanos del Futsal. Fue en la antesala del cotejo correspondiente a la séptima fecha del Torneo Federal, donde Estudiantil Porteño venció a Huracán de San Justo y consiguió su tercer triunfo consecutivo.

Leer más ...

Vídeo de la semana