Dentro de las competencias del básquet de las Federaciones donde participa Estudiantil Porteño, como síntoma de su progreso permanente, presenta en este 2018 cuatro equipos de Primera. Una, la profesional, compite en el Torneo Federal, tercer eslabón argentino. Luego, la Metropolitana, que vendría a ser la del nivel formal de FeBAMBA, donde hasta el momento se mantiene invicta.

Además de ellas, otras dos que se aglutinan dentro de un certamen de la propia Federación Metropolitana, llamado Flex. Su nombre refiere a la flexibilidad de los equipos que se presentan, entre los cuales abarcan conjuntos juveniles, veteranos, llegados de ligas zonales o comerciales, conjuntos de amigos, etc. Entre los cuatro punto geográficos de Capital Federal y Gran Buenos Aires, en este 2018 son casi un centenar de planteles que pelean con diferentes objetivos. Estudiantil Porteño, en uno de ellos, formó un equipo netamente competitivo, con jugadores en su gran mayoría surgidos de la prolífica cantera, quienes ya tienen edad de primera, y decidieron continuar perteneciendo a la factoría de nuestra institución. Por el momento, dejan plasmado que el mote de candidatos no les pesa, y mantienen un invicto interesante dentro de la División Oeste, donde el domingo vencieron como visitante, y de manera categórica, al clásico rival, Ramos Mejía LTC.

Dentro de una plantilla llena de jóvenes veteranos, su capitán es Mauro Taccone, quien a pesar de su corta edad, es uno de los mayores, y por ello, referente dentro y fuera de las canchas.

«La verdad, conseguimos una buena victoria para seguir en esta racha ganadora. Arrancamos muy bien el partido, enchufados y ya desde el priner cuarto logramos una ventaja, a pesar de algunos momentos donde estuvimos erráticos y se nos cerró el aro. No solo pudimos mantener la ventaja sino estirarla. Dominamos el partido de punta a punta y en ningún momento ellos tuvieron oportunidad de entrar en partido», expresa Mauro durante la tarde gélida del lunes, el día después del 76-50 obtenido en cancha oponente.

Al momento de detallar las razones por las cuales cree que Porteño consiguió una victoria contundente, desde el aspecto táctico, señala:

«Nosotros fuimos a intentar hacer nuestro juego de siempre, lo que nos pide el Perro (Hernán Arbarellos, el DT): movilidad en ataque , rotar la pelota hasta encontrar buenos tiros y ser intensos !! Todavia nos está faltando ajustar un poco; también mantener la intensidad y movilidad durante mas parte del partido y no tener tantos baches. Y una de las causas mas importantes de esta victoria y el buen arranque que estamos teniendo, es que no hay diferencia entre quien entra y sale. Somos un equipo muy parejo, sacando algunas individualidades, y el Perro nos da confianza a todos para que tomemos tiros y decisiones. Otro aspecto fundamental de este equipo es el apoyo constante de todos hacia el compañero!!».

Un comienzo para entusiasmarse, donde además del triunfo de anoche, registran la victoria en la Universidad de La Matanza, un equipo acostumbrado a llegar a las instancias decisivas en este torneo.

«Uno siempre arranca ilusionado y con expectativas; se mantuvo la base de siempre y se sumaron jugadores importantes como Bocha (Esteban Belloni), Thiago (Scarpione), Juan Strubbia y Federico Ale, quienes aportan muchísimo. El primer momento donde nos sorprendimos todos fue en La Matanza, porque no habíamos podido ganar el año pasado, y a pesar de no haber tenido tantos entrenamientos, jugamos como si entrenáramos tres veces por semanas desde hace dos años. A mi entender fue nuestro mejor partido hasta ahora y por suerte pudimos mantener esa linea !! Creo que este equipo puede pelear y llegar lejos», afirma el capitán.

Cuando le toca el momento de mencionar a sus compañeros, momento de confesar algo que sin dudas, es tema de gastadas y cargadas en la plantilla.

«Ojala podamos seguir por este camino y lograr grandes cosas; a pesar de tener un tipo en el equipo que hincha por Golden Stateeee….. Es algo insólito!!! podés creer que alguien a quien le guste el básquet hinche por los Warriors???
Mentira (risas) a Lurry se lo quiere. Le decimos Lurry a Luciano (Lynch), porque es nuestro Curry (risas)», expresa como reflejo de la enorme camaradería reinante en un grupo que se conoce desde chicos.

Y justamente, la consulta final es acerca de sus sentimientos en ser el capitán de un conjunto con estas características técnicas y humanas.

«Más allá de capitán o no, la verdad es un placer formar parte de este grupo. A pesar de no haber jugado con ninguno de ellos en inferiores, siento como si los conociera hace años.  Somos todos pibes del club y sería muy lindo poder poner a Porteño en lo mas alto del Flex. Personalmente. llevo mas de veinte años jugando aquí, y nunca tuve la chance de salir campeón. Ojalá se nos de!!!!», comenta con energía y esperanzado. Por lo pronto, integra una plantilla preparada para eso, y el inicio da crédito firme a sus deseos.