En la tarde del Jueves Santo, finalmente coordinaron la charla el cronista con las tres jóvenes Sub 17, quienes fueron elegidas para integrar la Preselección Metropolitana de Voley, que se prepara para disputar el Argentino.

Denso el periodista, les pide si pueden sacarse unas fotos asi la nota va con imágenes actualizadas de las protagonistas, y una de ellas, Almendra Veiga, indica que está en Córdoba de vacaciones, y si en todo caso puede esperar hasta el domingo cuando retorne a su casa. La respuesta es que no importa si no tiene la indumentaria del club, ya que todos en el ambiente de esta disciplina saben su pertenencia a los colores.

Y entonces si, ya los cuatro preparados para charlar, comienzan diciendo cómo fue que se enteraron de la convocatoria metropolitana.

«Nos enteramos el 4 de este mes, cuando nuestro entrenador (Rodrigo Martin) armó un grupo comentándonos sobre la convocatoria», expresa Nazarena Miranda, dando así inicio a la conversación. Renata Demharter, quien completa el terceto, afirma lo dicho por su compañera.

RENATA DEMHARTER

Frente a la consulta sobre si este llamado se debe a lo demostrado durante el 2018 o lo actual, con pocas fechas en el B1 Metro, Almendra indica:

«Supongo que es una mezcla de todo, incluso de la selección metro pasada. También de todos los torneos, porque el entrenador actual, quien dirige en Sholem, lo hemos enfrentado varias veces, nos tiene vista, y seguramente eso influyó».

Nuevamente, como una constante en la charla, Renata asiente con lo expresado por Almendra. Y agrega:

«El haber quedado en la Metro pasado las tres, y que nos haya visto en diferentes partidos, sumó para volver a ser llamadas».

«Claramente si, el año pasado estuvo lleno de experiencias junto al equipo; y sin dudas, sin ellas, no habría sido posible esto», completa Naza.

Con respecto a esas participaciones, Veiga al ser la mayor de las tres integró la Sub 17, en tanto Miranda y Remharter, la Sub 15.

«El haber estado anteriormente, ayuda porque ya te conocés con varias de las chicas, y eso es lo más lindo de las pruebas, porque te sentís re cómoda y es alta experiencia, mal» (Almendra).

ALMENDRA VEIGA

«Fue una experiencia inolvidable, la cual me encantaría volver a vivirla; y sí, es muy lindo hacerte amiga de jugadoras de otros clubes» (Nazarena).

«Fue un viaje increíble, más allá del torneo jugando con la selección; se formaron amistades hermosas y la pasamos muy bien. Me encantaría poder volver a quedar y demostrar lo que hasta ahora no pude» (Renata).

Para cerrar el capítulo de lo disputado en 2018, se les pide un balance con lo efectuado con la Tira.

«Estábamos muy metidas con el tema del ascenso, pero hacia fin de año, cuando no se estaban dando algunos resultados, en mi caso hizo frustrarme un montón. Incluso pensé en cambiarme de club, pero decidí quedarme, porque las pibas son de lo mejor que me pasó, y a Porteño lo re banco. Este año se están proponiendo más cosas y me entusiasma para seguir pensando en que podemos ascender. Tal vez nos faltaba un año más de experiencia para poder dar todo en la A en 2020, si conseguimos el objetivo en este», admite Almendra.

«Nos focalizamos mucho en poder ascender, pero como no se pudo dar, a todas nos desmotivó un poco seguir en B. Igualmente este año vamos con todo y estoy casi segura que lo vamos a lograr. Cada partido lo veo como una posibilidad más de ascender, y cada uno de ellos debemos vivirlo con esas ganas para lograrlo», asegura Renata.

«Obviamente el no ascender nos sirve de experiencia para no volver a cometer los mismos errores. Y no tengo dudas que vamos a conseguir el ascenso que tanto esperamos», completa Nazarena, completamente convencida en los recursos humanos, técnicos y tácticos con los que dispone Estudiantil Porteño para llegar a la máxima divisional en inferiores.

NAZARENA MIRANDA

Los entrenamientos con la preselección son todos los lunes de 12.30 a 14.15, en el club Glorias. De las 24 que concurren, finalmente quedarán las 12 que representarán a la Federación.

Hubieron algunos cambios en el cuerpo técnico desde el año pasado, y la pregunta es si los mismos influyeron en los grupos, o ya el hecho de estar juntas hace varios años, de muy pequeñas, les permite estar por arriba de ello.

«A pesar de influir el trabajo de los entrenadores, cada una sabe como jugar, y cuál es la función que debe cumplir en el equipo», afirma Nazarena.

«A mitad del año pasado, cuando fue el cambio, un poco nos shockeó, porque no estábamos acostumbradas. Pero enseguida nos enfocamos en los entrenamientos y partidos. En este, ya lo conocemos y sabemos lo que quiere de cada jugadora en el equipo», comenta Almendra.

«Nunca tuvimos problemas con ninguno, tenemos una re buena relación, por suerte. Con respecto a Rodrigo, nos acompaña en cada paso que damos, pone todo lo suyo para que podamos cumplir nuestros objetivos. Siempre aclaramos que no hay nadie como él, para cada una de nosotras», puntualiza Renata, emocionada hasta literalmente las lágrimas, como testifica la selfie que manda, queriendo darle certeza al expresar sus sentimientos.

«Rodrigo siempre está ahí, para nosotras. Para darte un ejemplo, el otro día se escapó del trabajo en bicileta, para poder ir a vernos entrenar con la Metro, y son gestos que se aprecian», dice Almendra, sumando una frase que deja en evidencia al cronista, fuera de todo entendimiento en el lenguaje de su generación adolescente:

«Se la re banca rocha»….

Nazarena suma su concepto hacia el DT:

«Es indispensable para nosotras. Y dejame agregar a Lucha (Luciana Bouchet), quien para mi es otra persona importantísima. A pesar de no haberla tenido nunca como entrenadora, está siempre allí para darnos una mano», y cuando el periodista le pregunta si tiene también una selfie emocionada, dice entre risas:

«No me salieron las lágrimas jajajaja».

«Lucha es una persona de oro, está siempre», finaliza Renata.

Entonces, el momento de agradecerle su tiempo a las tres, y dejarlas seguir disfrutando el feriado largo. El lunes todo retornará a lo cotidiano, y en Glorias, se presentarán al entrenamiento, siguiendo con sus esfuerzos y sacrificios para poder quedar en la lista final de la Selección Metro Sub 17.