Mateo Spraggon comenzó a jugar básquet por circunstancias ajenas a él. Como bien lo explica, su familia es del ambiente del voley, y en el club cerca de su casa, Cepa de Pontevedra, no se practica, por lo que debió elegir el que allí se realizaba. Eso fue hace tres años y medio, y desde ese entonces, ha mostrado un crecimiento notable; tanto, que viene de participar en el Argentino, defendiendo los colores de FeBAMBA, en la categoría U13.

“El torneo fue parejo para todas las selecciones que participaron; nosotros pudimos desarrollar nuestro juego en los tres primeros partidos y de esa manera sacamos diferencias abultadas sobre los rivales. A partir del cuarto partido los árbitros se pusieron muy celosos en pitar zonas de defensa y atrapar en campo contrario y eso nos complicó un poco la manera de jugar, pero gracias a los profes que supieron resolverlo sacamos los partidos adelante”, comenta Mateo, quien llegó el año pasado a Porteño para reforzar las canteras y hoy es uno de los goleadores del equipo conducido por Chiqui Pertuzzo.

“En mi club, el Cepa, tengo a un gran profesor que es Martín Revello, quien al día de hoy me sigue enseñando y aconsejando; justamente por él estoy en Estudiantil Porteño, porque creía que me haría bien el roce con equipos de TOP20”, agrega.

Referido al Argentino de Río Tercero, expresa:

“Buenos Aires era uno de los candidatos al comenzar el torneo. En el partido con ellos, estuvimos con el resultado siempre en contra por 10 puntos y lo pudimos igualar; en la última posesión de pelota, que era nuestra, cometimos un error, ellos supieron aprovechar y nos terminaron ganando por dos. El básquet es así, si hubiese sido fútbol la teníamos en una esquina y lo decidíamos en penales. La primera sensación que tengo sobre el campeonato,  es de felicidad, ya que tuve la oportunidad de ser elegido entre un montón de chicos, y la posibilidad de haber formado un gran grupo de amigos; es muy reconfortante”.

Hijo de Deborah y Christian, tiene un hermano menor, Martino, quien pertenece a los Minis de nuestra entidad. Asiste al Colegio C.E.I. Manuelita, de Pontevedra, a quien representó en los Juegos Bonaerenses de Mar del Plata en el formato 3 x 3, consagrándose campeones.

“Voy a segundo año, me va muy bien, soy muy exigente conmigo mismo- asegura- Hoy día, el básquet para mi es una de las cosas más importantes de mi vida, le dedico muchas horas de entrenamiento. Martes y jueves entreno en Porteño con los u13, miércoles con mi equipo del Cepa y los viernes con los U15 de Porteño, y además no tengo que desatender el colegio porque sino me dejan pelado en mi casa (risas)”, admite.

Para el final, expresa lo que siente al estar en el club.

“Me siento muy bien, más allá de haber formado un lindo equipo de básquet formamos un buen grupo de amigos. Aparte quiero mencionar el apoyo, contención y la enseñanza constante que tengo con todos los profes de Porteño, resaltando el gran trabajo de Fausto Chiqui Pertuzo”, comenta.

Mateo Spraggon, nacido en Pontevedra y Cepa como su cuna de básquet, halló aquí el espacio para la alta competencia con lo mejor de FeBAMBA, y cumplir el sueño de vestir la camiseta de la selección. Que sin dudas no será la última vez.