El sábado pasado, las Juveniles del Futsal consiguieron avanzar a la final, tras vencer a Amigos de Villa Luro 1-0, por una de las semifinales del Torneo Apertura Femenino. El gol lo convirtió Lola Ruffini, quien con apenas catorce años, integra el equipo que este sábado va por la gloria, cuando se mida en el partido decisivo ante Padilla.

“Llegamos primeras jugando todo el torneo; para poder llegar a la semi debíamos estar entre las primeras cuatro. En ese playoff se enfrentaban la primera con la cuarta ( Porteño vs Amigos de Villa Luro) y la segunda con la tercera (Padilla vs Olivos).  Fue un partido duro porque era un equipo muy difícil; por ese motivo nos vinimos preparando con nuestras compañeras y con ayuda de nuestros entrenadores. Cuando comenzó nos costó un poco tranquilizarnos,  pero a medida que pasaban los minutos pudimos funcionar mejor como equipo. Ahí es cuando se nos dio el gol y nos ayudó a unirnos mas; igual Amigos de Villa Luro siguió intentando, pero nosotras pudimos mantenernos firme y estar bien en la marca como en el ataque”, expresa Lola, durante la noche semanal, muy fría y lluviosa.

Desde las 18 horas, en Círculo Trovador, será la gran final, contra Padilla, un rival al que conocen bien.

“Estamos muy ansiosas por jugar ese partido, porque es importante; lo estamos trabajando con el equipo, Lu (Lucía De Simone)  y Migue Tapia, nuestros entrenadores.Contra Padilla ya jugamos y perdimos 3-2 de visitante; es un rival difícil, pero bueno, estamos entrenando y poder dar todo en la cancha”, afirma.

Viene al club desde los cuatro años, y hasta los diez jugó Tenis; luego pasó por el Hockey, donde actualmente sigue. Porque como síntesis de su vitalidad, energía, ganas y polifuncionalidad, hace practica simultáneamente los dos deportes.

“Siis jajaja, hockey hago hace tres años y entreno lunes, martes, miércoles, sábados; Fútbol entreno jueves y sábados y juego los domingos”, explica. En el Futsal comenzó hace un año, y dentro de la cancha se desempeña como ala ofensiva.

Llegará el momento donde algún kamikaze querrá estar a su lado: es la única hija mujer de seis hermanos (Matías, Fabrizio, Lautaro, Lucas y Tomás); vive en Ramos Mejía junto a sus padres Marcos y Adriana. Estudia en la Escuela Argentina del Oeste, donde cursa el tercer año de la secundaria. Con respecto al Hockey, menciona:

“Este año tuvimos un entrenador nuevo, y desde allí cambiamos el juego un poco, pero nos estamos adaptando y nos está yendo bien en juveniles, que es mi categoría”.

Llegará un momento donde deberá decidir cuál de los deportes seguir. Ante la consulta, contesta:

“Te soy sincera: la verdad es algo que nunca me pude definir, pero cuando llegue el momento veré y decidiré. Hay cosas que me gustan mucho de uno y otro, pero igual futsal y hockey sobre patines son muy parecidos y eso me encanta”.

Lola Ruffini, integrante de las juveniles del Futsal, que este sábado van por consagrarse campeonas del Torneo Apertura.