El domingo pasado, el equipo juvenil de Fútbol Femenino, se consagró campeón del Torneo de Verano que organiza la Federación Metropolitana. Venció en la final a AVL por 1-0, y de esa manera el inicio de temporada para el conjunto dirigido por la dupla Miguel Tapia-Lucía De Simone, es inmejorable, y eleva las expectativas de cara al resto de la temporada.

“Para arrancar el año, siempre es lindo que sea ganando sin dudas, pero con Lu de Simone (mi dupla técnica ) le decimos a las chicas la importancia de no conformarnos y mirar lo logrado como el principio de algo mas grande, el cual no tiene que ver solo con salir campeones o no”, expresa Miguel, al día siguiente de la consagración de su equipo, en la tarde del lunes.

“Fue la Copa de Verano de la Metro, un torneo preparación para lo que será la Liga local; participaron ocho equipos, distribuidos en dos zonas de cuatro. Los mejores dos de cada zona clasificaron a las semis, que se jugaron junto con las finales en Círculo Trovador, donde donde tiene su cancha la Metropolitana”, agrega como dato informativo en cómo se desarrolló el certamen.

Ya con el resultado puesto, la pregunta de todos modos sirve para conocer el sentimiento del entrenador. ¿Tenía realmente fe en que podían conseguir este lauro, o las expectativas estaban en realizar una buena performance?

“Con ianza total!!, las chicas vienen laburando hace ya mas tiempo con Lu, así que lo de ahora es la parte “facil” y mas compleja. Por otro lado, empezar a pulir detalles para que terminen siendo jugadoras de alto nivel; tenemos un equipo joven muy talentoso y con muchas ganas de seguir creciendo. Eso es lo mas importante”, afirma con convicción Tapia.

Al momento de describir sus sensaciones de trabajar al lado de Lucía, expresa:

“Muy feliz, contento de poder disfrutar junto a ella con este grupo de nenas adolescentes, que se suman a este trabajo que ya vengo haciendo desde el año pasado con los menores y cadetes de futsal masculino del club”.

Finalmente, después de este campeonato, cuáles son los objetivos inmediatos.

“Seguir creciendo por el camino del futsal, de la manera de jugar y de vivir que tenemos en el club, los valores por inculcar tanto dentro como fuera de la cancha. El resultado es una anécdota al fin y al cabo; debemos disfrutar de esto en todo aspecto”, señala.

Miguel Tapia, uno de los entrenadores del equipo juvenil de Fútsal. Un conjunto de jóvenes, quienes el domingo comenzaron el 2018, consagrándose campeonas de la Copa de Verano. Nada menos. Un inicio promisorio.