Iván Dapczuk es otro los Cadetes integrantes del equipo que buscará el domingo en GEBA, conquistar el torneo interclubes, desde las 9.30 de la mañana. Con todas las expectativas en comenzar el 2018 logrando un campeonato, se prepara junto a sus compañeros para disputar el duro compromiso en cancha de los capitalinos.

“Todo comenzó en mayo del año pasado, cuando empezó la primera etapa de los interclubes. Esta fase fue nivelatoria, en donde nos medimos con diversas instituciones y finalmente quedamos en el nivel medio. Luego de esto, fuimos ganando la mayoría de los encuentros en este nivel, lo cual nos dio la clasificación a la ronda de eliminación, la cual se postergó debido a que finalizó la temporada de tenis de 2017 y al comienzo de la pretemporada 2018.  Ahora vamos a jugar la final a la cual llegamos gracias a este equipo, donde siempre nos damos apoyo y nos complementamos. Tenemos mucha fe y vamos a dejar todo para el domingo para llevarnos el título, que sería algo muy lindo para nosotros y el club”, cuenta este marplatense, que llegó a Capital Federal junto a su familia a los 13 años.

“Comencé a jugar al tenis a los 5 años,debido a que mi hermano lo practicaba y a mí me empezó a gustar, lo hice en el Edison Lawn Tenis de Mar del Plata dirigido por Horacio Zeballos, el padre del actual jugador que integró en su momento el equipo de Copa Davis. Seguí mi entrenamiento en Estudiantil Porteño, donde actualmente lo hago diariamente por la tarde, buscando seguir mejorando y poder llegar como jugador lo más lejos posible”, expresa.

Ante la proximidad del duelo decisivo contra Geba, dice:

“No conozco mucho del club,pero yo creo que es un equipo muy fuerte,con buenos jugadores; al al igual que nosotros, hicieron méritos para estar en esta final. Cualquiera de los dos equipos será un justo ganador”.

Sobre sus años en Mar del Plata, y las razones que lo llevaron junto a su familia instalarse en Buenos Aires, cuenta:

“En Mar del Plata viví desde mi primer año de vida hasta los 13,en donde cursé toda la primaria en el colegio San Agustín. Vivía en el Bosque Peralta Ramos y el club donde entrenaba quedaba a unas cuadras de mi casa. Pude ganar diversos torneos regionales y la Junior Cup de ese año en el club Teléfonos. Un año después, toda mi familia (papá Horacio, mamá Silvia,y sus hermanos Antonella y Erik), decidió trasladarse a Capital Federal, debido a que mi hermano quería seguir la carrera de periodismo deportivo en Deportea. Nos mudamos para seguir todos juntos. Al principio me costó adaptarme a esta ciudad, pero luego lo logré, debido al apoyo de mi familia y las buenas personas que conocí en el club y en el colegio San Cosme y San Damián en el que estoy cursando mi cuarto año de secundaria”.

Como referente en su vida de tenista, está el suizo Roger Federer.

“Todo lo que logró a lo largo de su carrera fue en base al esfuezo y su conducta ejemplar”. asegura. Y al mencionar un golpe suyo, afirma:

“Creo que mi mejor golpe es el revés, debido a que logro controlar muy bien las direcciones y la potencia con él”.

Iván Dapczuk, marplatense de nacimiento, de Porteño por adopción, va con estos colores a conquistar el interclubes de Cadetes, lleno de entusiasmo e ilusión.