Zumba no descansa en las vacaciones, y a pesar de la fecha estival, las altas temperaturas, la energía y ganas de las alumnas no decae; por eso, es común ver en estas fechas, las clases con una numerosa cantidad de participantes, quienes al ritmo de la música impuesta por la Profe Priscila, se divierten y entrenan.

“Esta es la.primera vez donde hacemos temporada de verano; por lo general corto en diciembre y retomo en marzo. Pero esta vez seguimos derecho y por suerte las.chicas siguieron bailoteando con todo y se sumaron  nuevas también”, comenta Priscila luego de una clase, las cuales se dan los días martes y jueves a las 19 horas, y los sábados a las 12.

Se le pregunta las razones que la llevaron a continuar durante el verano.

“La motivación de las chicas y las ganas de seguir bailando en el verano, aún con días de extremo calor. A pesar de eso, estaban acá, al pie del cañón”, expresa.

Y agrega:

“Verlas tan metidas y con tanta energía, me aumenta sin dudas el sentido de compromiso hacia ellas”.

Por eso, con la motivación desde ambas partes, las clases de Zumba siguen con toda su energía durante el verano en Estudiantil Porteño.