Buen paso de las formativas del Vóley masculino el pasado fin de semana, ante Harrods. Con la segunda posición en la tabla general, la visita a EIMM de Grand Bourg será trascendente, porque el local ocupa la misma posición que Porteño, por lo que se espera una jornada de sábado intensa y atractiva.

Martín Ortiz, integrante de los Sub 21, equipo que cerraron la semana pasada con un triunfo espectacular, en tie break demoledor, sin opciones a un rival que se resignó ante un oponente que fue de menor a mayor, y selló el juego en gran nivel.

“Fue un partido duro, de hecho antes de empezar le dije a uno de mis compañeros, Agustin Bruno, el opuesto: “preparate porque se viene un partido picante”. Y la verdad, estábamos preparados para eso; con Harrods siempre se dan partidos muy intensos y realmente se lo lleva quien mejor está de la cabeza sobre todo. Este es un deporte de error y el que menos se equivoca se lleva los puntos. Ellos no tenían los mismos jugadores de años anteriores, pero son un buen equipo, y estuvo muy parejo, excepto el tie breack; fue un muy buen ultimo esfuerzo de nuestra parte, salimos decididos a llevarnos el partido y lo ganamos con mucha contundencia. Nos dejó muy tranquilos a todos y conformes con la actitud y la intensidad mostrada”, comenta Tincho en un alto de la media tarde en un jueves que desmiente el otoño.

En un contexto de cotejo parejo, el set decisivo reflejó una contundencia distinta al resto del juego. Martín da una explicación a ello.

“Somos un equipo muy unido, tenemos personalidades fuertes, de hecho yo soy bastante complicado (risas). Somos fuertes de la cabeza, fue esencial estar todos con la idea muy clara de  no poder equivocarnos; logramos mantener la intensidad durante todo el tie breack, eso terminó de quebrarlos y perdieron la cabeza en varias oportunidades. Sin dudas, a pesar de los errores del rival, hubo un gran merito nuestro en marcarles el ritmo, todos tiramos para el mismo lado y cuando las cosas nos salen como en ese ultimo set, nos agrandamos y logramos estas cosas. No solo ahora, siempre tuvimos ese estilo como equipo”, explica.

Van cuatro jornadas, mañana será la quinta, y estamos en abril. Esto es largo, pero siempre ayuda a un inicio fuerte, como el mostrado por la Tira. Se le pregunta si al comenzar la pretemporada, las expectativas estaban enmarcadas en esta actualidad.

“Exactamente, es un torneo largo; de hecho esta primera etapa determina las ubicaciones de los Playoffs, donde se definen los campeones de las categorías, y ahí es donde queremos dar el máximo. La verdad, ya el año pasado teníamos material, buena calidad de jugadores, y las incorporaciones nos sirvieron de mucho; nos ofrecen recambio y nos dan mas jerarquía como equipo. Ya desde la pretemporada estábamos decididos a ser protagonistas, queremos que este sea nuestro año, tenemos la oportunidad y no la podemos dejar pasar”, admite entusiasmado.

Tincho cuenta como fueron sus inicios con este deporte.

“Empecé hace nueve años, siempre jugué en Estudiantil Porteño, y todo fue porque un día repartieron unos folletos en mi colegio, el Juan XXIII de Ramos Mejía donde hice toda la primaria y secundaria. Blas Pezzini, el primer entrenador que tuvimos junto con varios de mis compañeros actuales, fue a ofrecernos empezar voley, y comencé probando. Me gustó y empezó a atrapar cada vez mas”

Y al momento de describirse como jugador, dice:

“Dentro de la cancha juego de armador, siempre fue mi posición, aunque tuve participaciones como libero, pero solo en ocasiones donde el equipo me necesitó allí. El armado es mi fuerte y donde me siento mas cómodo”.

Tiene palabras hacia su actual entrenador, al momento de definir su puesto.

“Fabian fue quien me empezó a entrenar como armador hace ya varios años, y desde ese momento  no solté más esa posición. Me gusta, aunque es complicada, conlleva una responsabilidad muy grande hacer que mis compañeros ataquen y siempre tener una visión muy amplia del juego. Casualmente siempre fueron los armadores los jugadores que admiraba cuando veía voley por la tele, como Luciano De Cecco, a quien pude conocer personalmente, y Lukasz Zygadlo (Seleccion de Polonia)”, agrega.

Deja la repregunta picando. ¿Consume Vóley desde la televisión o plataformas virtuales?

“Si, en general miro muchos deportes, y voley bastante. De mas chico miraba muchos videos por youtube, y actualmente sigo bastante la Liga Nacional, donde me gusta mucho UPCN de San Juan, el actual campeón. También miro partidos de la liga de Italia, del Peruggia de De Cecco por ejemplo, y bueno, la Selección Argentina por supuesto”, contesta.

Habla de la Liga Nacional, y en este 2018, Porteño se ubica en la máxima división del Metropolitano, donde converge con rivales que participan allí.

“Eso es nuestro máximo logro como club; fue increíble como vivimos eso el año pasado, formé parte del equipo de Primera, y sobre todo la etapa de los Playoffs era un nerviosismo y emoción constante. Era muy grande lo que nos jugábamos y estábamos haciendo historia; el día de la última final con la UBA fue impresionante, todo lo que vivido camino al partido, los rumores que escuchábamos sobre la cantidad de gente que iría a alentarnos, y como se vivió el partido, con mas de 100 personas del club apoyándonos. Realmente ahí bajamos a tierra y dijimos “mirá lo que logramos”, fue increíble. Después llegó el ascenso, y actualmente tengo la oportunidad de entrenar e integrar el plantel de División de Honor, con grandes jugadores, como por ejemplo Marcelo Vaca Álvarez, quien se incorporó el año pasado pero particularmente es armador y aprendo muchísimo teniéndolo cerca; posee una visión de la cancha y una técnica fenomenal. Es increíble ver a Porteño en este lugar, fue un sacrificio enorme y nos toca esforzarnos y también disfrutarlo, porque nos lo ganamos entre todos, sobre todo haber llegado con varios jugadores del club, y nos enorgullece el enorme sentido de pertenencia en común de todos”, afirma.

Tiene 20 años, y es hijo de Sergio y Marcela. Una hermana menor, Camila, de quince.

“Mi papá me sigue a todos lados, jugaba al voley de chico, en Velez y en Huracán de San Justo, y hoy forma parte de la Subcomision, además de ser parte del Consejo de la Federación Metropoltana de Voley. Hace un gran esfuerzo junto con Marcelo Villaflor, German Urbinati y Hector Purita; todos integrantes de la subcomisión y sobre todo, padres de jugadores del club) para que este deporte del club siga creciendo y ellos particularmente, han sido grandes participes del presente que tenemos ahora, trabajaron mucho y lo siguen haciendo constantemente. Mi papá, además, juega actualmente en Maxivoley de Porteño (junto con German) y también es armador”, expresa.

Estudiante en la Licenciatura de Publicidad en la UADE, donde cursa el segundo año, le insume muchas horas al día.

“Me tiene bastante ocupado, entre parciales y trabajos prácticos, pero es una carrera que me encanta y me atrapó desde el año pasado, cuando recién empezaba”, asegura.

Para el final, la consulta sobre si entre sus objetivos como jugador, está en jugar con otra camiseta.

“Porteño es mi segunda casa prácticamente, paso muchísimas horas allí todas las semanas, desde que empecé a jugar al voley. Nunca probé en otros clubes, a pesar que tuve la oportunidad en Club Italiano y Bella Vista, pero decidí quedarme porque acá quiero seguir creciendo y mejorando. Este club me dio muchos amigos, forma una gran parte de mi vida y básicamente me dio una segunda familia, y es donde me siento cómodo. A nivel personal quiero llegar a mi máximo, no se cual será, pero el esfuerzo de mi parte va a seguir siendo dar todo de mis capacidades. Soy un enfermo competitivo, siempre quiero ganar, y ojalá pueda jugar con Porteño en el nivel mas alto posible”.

Martín Ortiz. Tincho. Integrante de un Sub 21 de Vóley que al verlos, la emoción y entrega queda asegurada,