En plena competencia alta de los torneos Interclubes de Tenis, el equipo femenino +60 también viene teniendo una gran temporada, donde se encuentran primeras, tras triunfar en las tres fechas disputadas hasta el momento. La última, el martes pasado, cuando como visitantes doblegaron a Belgrano,mostrando solidez como equipo.

Una de las integrantes, es Mariela Rochia, una de las históricas de esta actividad, con cuarenta años practicando Tenis en nuestra institución.

“El torneo comenzó hace tres martes; tenemos la categoría + 60, y los primeros tres partidos los ganamos. Fue 3-0 contra Banco Ciudad de Buenos Aires y Ferrocarril San Martín, y el último 2-1 también como visitantes. Todos fueron partidos muy respetables, la pasamos muy bien, y por el momento vamos primeras en el campeonato, en la Zona B,que es donde competimos”, expresa Mariela, durante un alto en la tarde del jueves frío e incordioso con el clima.

Cuando se le pide una descripción de cómo está integrado el equipo, expresa:

“Está conformado por jugadoras del club Brown, y por otras de Estudiantil. Deseábamos hace bastante poder armar este equipo, en la categoría +60. En mi caso, hace 43 años que soy socia, y juego para el club, junto a Alicia Del Río, más de treinta. O sea, venimos defendiendo la camiseta hace muchísimos años. Las chicas del Brown armaron un equipo de + Tercera,y ascendieron jugando para Estudiantil; nosotras a la vez, colaboramos en una Tercera, donde también logramos ascender por primera vez. Ahora el club tiene una Intermedia+50, dos Segundas +50, una Segunda +40,una Segunda +30 y una +19. Nuestro club está muy entusiasmado en verse representado de este modo, y sinceramente hay una excelente onda entre todos. Y lo bueno de todo esto,es que las nuevas jugadoras se incorporaron a nuestro grupo con mucha felicidad,porque hay una unión muy grande”.

Momento de preguntarle qué se disfruta por sobre los resultados, al pertenecer a estos grupos de Tenis.

“Hace cuarenta años que juego para el club, con cuarenta y tres de socia. Con decirte que no pago más el carnet…La raqueta es la unión del grupo,  es la que nos formó como tal. Esto viene de muchos años, y uno la pasa realmente sensacional, porque tiene una obligación gustosa de ir a Porteño, para encontrarse con amigas, e inclusive armamos salidas. O sea, el deporte es un buen medio para armar amistades”, afirma.

Y agrega al respecto:

“También disfrutamos desde el momento en que recibimos la planilla de los partidos, averiguando el historial de nuestras rivales; es como una vida aparte que tenemos las tenistas, de llamarnos, de formar grupos de chats y analizar como vamos a formar en el próximo partido. Por supuesto que siempre nos va a gustar ganar, pero el objetivo, y nos ayuda el hecho que a todas nos gusta competir.  Y saber aceptar la derrota con altura. Pero también estar y disfrutar en grupo, pasarla bien; disfrutamos desde que salimos del club,nos subimos a un auto y cuando llegamos al otro club, mientras nos cambiamos, nos tomamos un cafecito, intercambiamos planilla, anotamos los resultados en una app que nos abrió  la Asociación de Tenis. Y para nosotras, es toda una proeza poder manejar eso; y cuando somos locales, ver como armamos el tercer tiempo,quien se encarga del agua, de la comida. Todos detalles que nos hacen muy felices, y todo a través de una raqueta de tenis”.

Al momento de hablar sobre si su familia está involucrada del mismo modo en el club, responde:

“Involucré a mis hijos en los primeros años de sus vidas, pero después cuando me divorcié, hubo algunos cambios y ellos eligieron otros rumbos deportivos,como el fútbol, u otros caminos aledaños a las actividades del deporte. Junto a ellos, que los adoro, Porteño es mi segunda familia, porque aquí tengo la mayoría de mis amigas. Además, tengo otra actividad como el tango;como verás,soy muy sociable y tengo muchas personas que enriquecieron mi vida”.

Sus hijos se llaman Gonzalo,el mayor, y los mellizos Sebastián y Luciana. Y hay otro integrante de su familia, quien la tiene entregada por completo.

“Mi nieto Felipe, de siete año, el cual es muy importante en mi vida. Pero no hay caso, no le gusta la raqueta de tenis. Qué le vamos a hacer…”, dice entre sonrisas y resignación de abuela. Y cómo un reflejo cabal de esta generación, agrega sobre el menor de la familia:

“Le gustan muchos loes jueguitos de la computadora. Ellos cuatro son las personas que más amo en este mundo”.

Sobre su amiga Alicia Del Río, afirma sin dudar:

” Es la mejor jugadora que ha representado y representa al club . Ella es muy importante para el tenis femenino del club”.

Y finalmente, unas palabras sobre la actividad social de Porteño.

“Es un club social y deportivo; hay muchas familias que vienen y disfrutan . Uno lo ve inclusive dentro del quincho, sobre todo los fines de semana; es un buen lugar para sociabilizar, relacionarse y hacer amistades”.

Mariela Rochia, integrante de unas geniales +60 del Tenis, que aparte de divertirse y disfrutar, también ganan y son las actuales punteras de su zona.