Mientras se espera horario para culminar la fase de grupos, Estudiantil Porteño sigue mostrando su poder en el Argentino de Clubes para la categoría 2003, que se desarrolla en Río Grande. Goleada 4-0 a Alemán de Mendoza, quien también llegaba invicto, y salvo una serie de resultados, ya asegurado el primer puesto,para comenzar desde el jueves, los encuentros de eliminación directa.

Lucas Rivero fue autor de dos goles, y en la noche del martes, contó sus sensaciones del cotejo, y sus sensaciones en el Sur argentino.

“El partido de hoy se veía difícil desde el minuto cero, porque el rival venía ganando los dos partidos al igual que nosotros; pero supimos resolver lo que nos plantearon, y a partir de nuestros conocimientos poder llevar adelante el partido, para llevarnos la victoria la cual nos daba el pase a cuartos de final. La presión fue fundamental para poder ganar este partido y además como siempre, hacer bien las cosas como equipo”,señala Lucas, ya terminada la cena, y disfrutando los minutos finales de un martes que lo tuvo como artillero del conjunto dirigido por Federico Onorato.

“Desde la misma llegada a Río Grande, vimos que podíamos hacer un buen campeonato, porque tenemos un muy buen equipo. Además de eso, nos entendemos muy bien entre todos. El plantel está teniendo un funcionamiento muy bueno, los jugadores nos conocemos, y ya estamos acostumbrados a jugar juntos. Eso puede ser una de las cosas que nos ayuda a tener efectividad”, analiza, al momento de preguntarle sobre las razones de este gran funcionamiento.

Sobre su función en la cancha, expresa:

“Casi siempre soy alero, pero si quedo de armador en alguna jugada puedo defenderme igualmente. Empecé Futsal hace dos años, y me gustó porque un amigo mío ( Mathi Arnoni) me recomendó el club. Él me conocía y dijo que me vaya a probar; entonces fui, me gustó y me quedé”.

Vive en Villa Tesei con sus padres Hernán y Silvana, y sus hermanas Sofía y Julieta. Cursa el 4to año del  secundario en el Colegio Centro Cultural de Haedo. Pide un momento para explicar el festejo de la foto que acompaña la nota.

“El gesto es porque antes de viajar, subí una historia a mi Instagram, donde decía que yo iba a viajar en modo flamenco. Entonces quedó como un festejo del equipo. Como la T de Sergio”, explica, haciendo mención a la foto de su compañero, quien habló tras el segundo triunfo.

Llegado hace dos años a Porteño, tiene solo palabras de elogio.

“Es un club donde me adapté muy rápido; siempre vas a tener a alguien que te ayude, a un compañero de equipo que te apoye y profesores que tengan confianza en vos. Esa es una de las cosas porque este club me encanta, además me hizo aprender muchas cosas y hoy me encanta representar esta camiseta en cada partido”, asegura.

Junto a todo lo descripto, la posibilidad de participar de un Nacional.

“Si, la verdad es una oportunidad única e irrepetible, por lo que estoy viviendo todos estos días y yo lo recomiendo mucho. Y si tienen la oportunidad de realizarlo, que lo hagan porque no se lo van a olvidar nunca. Es una experiencia muy linda representar a tu club en otra parte del país”, admite.

Lucas Rivero,goleador en la noche del martes, en un equipo inscribiendo su nombre entre los grandes protagonistas del Nacional de Clubes.