«La charla luego del partido es para mirarnos a los ojos y saber que dejamos todo. Hay días donde las cosas salen mejores a otras veces , los rivales juegan pero siempre nos prometemos ir por mas y ayer obviamente hubo un desahogo importante. Siempre tratamos de juntarnos a comer con los chicos , sabiendo que cada uno tiene su vida personal; pero hay una gran unión entre jugadores y cuerpo técnico formando un hermoso grupo, el cual disfrutamos día a día».

Leandro Aversa, autor del segundo gol de la Primera Elite 2 anoche frente a Sáenz Peña, menciona los sentimientos embargados en el equipo, luego del gran triunfo ante el puntero, que los pone a cuatro puntos con un partido menos. Y en la recta final del certamen, los dirigidos por Pablo Lettieri se meten en la lucha directa por el ascenso directo, con cinco partidos por disputar, entre ellos Banco Nación, quien está segundo a una sola unidad por encima.

«Ayer era un partido fundamental en la definición del torneo; ellos venían con una buena ventaja y diez partidos sin perder. Tratamos de trabajar el partido en la semana sabiendo que era la última oportunidad de luchar por el ascenso directo. Debíamos jugarlo como una final y con mucha intensidad, cometiendo los menos errores posibles. Por suerte se logró lo buscado. Ahora nos quedan cinco finales, a Banco, y a Saenz Peña cuatro. No depende exclusivamente de nosotros, aunque vamos a dejar todo e intentar ganar todos los partidos», analiza Leandro en la mañana posterior a una enorme victoria.

Ya consumado el juego, la pregunta sobre cuáles aspectos del rival, trabajaron en la semana.

«Son un equipo fuerte, habían perdido solo dos partidos en todo el año. La obligación de hacer un partido perfecto y no basarrnos en una cosa sola. A mi no me había tocado jugar el partido anterior, pero los chicos habían hecho un excelente juego y ellos iban a venir con la sangre en el ojo», responde.

Desde ese lugar, Porteño no tiene nada por envidiar. Cayeron solo en tres ocasiones, y traen un registro de ocho cotejos sin perder. Quizás, en su mejor momento.

«El grupo de jugadores y el cuerpo técnico está con confianza, unido y sabemos que cada partido es una final y no nos podemos relajar ni en un entrenamiento», admite.

El equipo está integrado por los siguientes jugadores:

Gonzalo Mer
Elian Schinetti
Gregorio Szwarcberg
Lucas De Paoli
Leandro Aversa
Mateo Standke
Matías Albornoz
Nicolás Marazzi
Pablo Carbone
Joel Buscaglia
Rodrigo Ortmann
Federico Fiumara
Thiago Pérez
Ramiro Calcagno

Pablo Lettieri DT
Bruno Petty PF

«Mención aparte para el capitán Juanito, que lo perdimos por una lesión pero en cada pelota disputada, está con nosotros ahí adentro», reconoce en referencia a Juan Cruz Kawka, afuera por una seria lesión.

Para el final, un pedido:

«Dejame agradecerle a mi familia: Naty, mi señora, Santi y Lola, nuestros hijos, quienes me bancan para poder ir a entrenar siempre. Y a mis compañeros (amigos) y cuerpo técnico, por dejarme ser parte de esto tan hermoso».

Leandro Aversa, integrante de una Primera construyendo ladrillo a ladrillo, una casa llena de sueños.

«