«No me deja de asombrar lo amplio en cuanto a edad que es el tenis. Pienso que se avecina una camada de chicos con ganas de jugar al tenis y al mismo tiempo de compartir momentos con los compañeros de equipo y clase. Se nota que vienen a clase y la pasan bien, se ríen entre ellos y se distienden de las obligaciones escolares.
Creo que no se debe descuidar el área porque realmente son muchos los grupos y alumnos que vienen al club por el tenis. Mismo en el caso de la Escuela, hay alumnos que vienen sólo por tenis y eso es muy gratificante para el club y nosotros.

Juliana Marino es profesora de tenis en el Club, donde tiene a su cargo la Escuela para adolescentes y adultos, además de entrenar y dirigir el equipo femenino +60 que participa de los Interclubes organizado por la AAT.

Sus palabras refieren a esta actividad como la mas amplia y ecléctica dentro de Porteño, y de allí se explaye en cómo se desarrolla allí un enorme sentido de pertenencia, con mayores mostrando el mismo entusiasmo desde hace décadas, y jóvenes que se reflejan en ellos

«Que los adultos y adultos mayores jueguen y compitan, a los más chicos les enseña esta amplitud de edad de la que hablamos y les demuestra que en lo recreativo no importan tanto los resultados sino el avanzar en lo personal.
También es interesante el intercambio que se arma cuando las familias vienen a alentar a sus hijos y lo mismo cuando los chicos miran los partidos de los más grandes. Pienso que la mejor enseñanza que les puede quedar a los chicos es que sepan disfrutar y valorar de «la vida de club». Hace poco compartimos un encuentro de chicos y familias, era muy divertido escuchar las indicaciones de indicaciones y exigencias que expresaban los menores para los mayores. (Día del padre)», agrega Juliana, quien arribó al club en el verano de 2019, para ya instalarse un año después.

«En el verano del 2019, trabajé como profesora de tenis y de preparación física en la pretemporada de los adolescentes. Y volví a realizar lo mismo en el 2020 y ahi me quedé en el club. En 2021 y 2022 fui coordinadora del área formativa de jugadores amateurs bajo la dirección de juan Pablo Brzezcki. Actualmente,soy profesora Nacional de Tenis y tengo formación en la preparación física aplicada al tenis, además soy profesora del Nivel Inicial», describe, mostrando su palmarés.

Y respecto a sus inicios, señala:

«Empecé a jugar al tenis a los 8 años, y a jugar torneos desde los 12 hasta los 18 años. Sempre tomé el tenis de manera profesional.Conocí el club cuando lo representé para los Interclubes en el 2017. Despues entrené un tiempo allí en el 2018 y al tiempo me retiré del tenis de manera profesional».

Desde este 2023, el área de Tenis es dirigida plenamente por profesores del Club.

«El área formativa de jugadores amateurs del club, la dirigía la Academia Brzezcki. Por ende, yo era profesora de la Academia. Pero por otro lado habia profesores como Luciano,Varela,etc que pertenecían plenamente al club. Ellos se fueron a otro club, pero gracias al apoyo de las familias que se comunicaron con la subcomisión de tenis, me quedé en el club para ser profesora del Estudiantil junto a Luciano», especifica.

Y añade:

«En cuanto al trabajo, el área la coordina Luciano pero trabajamos uniendo miradas y conceptos».

Seguramente, fue un mimo a su trabajo la reacción de padres y alumnos.

«Sí, fue muy gratificante recibir el cariño y apoyo que me brindaron las familias de mis alumnos», admite.

¿Y cómo es el trabajo que desarrollan?

«Este año con Luciano y los profes, estamos entrenando a niños y adolescentes que van a dar sus primeros pasos en los interclubes y todo lo que ello conlleva, nervios, preguntas, ansiedades…Y las chicas de sub 18 que vienen participando con gran esfuerzo,disfrute y contentas por participar. El resto de categorías, lo manejan los otros profes a cargo de Varela, o sea el área más competitiva)», comenta.

¿Los chicos buscan llegar a profesionales, o van a la Escuela con otros objetivos?

«En este caso los adolescentes son plenamente recreativos pero algunos buscan alcanzar poder jugar interclubes para el club. Como también lo hacen algunos adultos. En ambos grupos, tenemos gran variedad de alumnos,  principiantes y varios que vienen desde hace años y gente nueva que le gusta el grupo formado», responde.

Momento de hablar sobre su función como entrenadora del grupo de mujeres +60.

«Me emociona mucho ver cómo avanzan clase a clase y es muy gratificante cómo se entregan al entrenamiento que brindamos. Son jugadoras de años y comenzar con un entrenamiento un poco más exigente es todo un desafío al que les brindo mi apoyo. Yo las llamo mis tías porque si les digo abuelas se rien. Pero me tratan con gran respeto y como una nieta. Es un hermoso grupo de 8 mujeres.
Post clase a veces nos quedamos charlando y tomando mate», indica.

Volviendo al tema del sentido de pertenencia, aprovecha para señalar:

«Sí,sin duda lo hay. Veo muchos socios que se juntan a tomar mates después de entrenar, asado los viernes, se alientan mutuamente en los interclubes. Algunas de mis actuales alumnas +60, fueron compañeras mias en la libre 19, y me sorprendió mucho la energía que tenían, y cómo nos venían a alentar por más que esa fecha no jugaran. Eso habla de pertenencia hacia el club. Además yo he tenido alumnos desde los 3 años y que hoy ya van a segundo grado y siguen eligiendo el Porteño por los profes, el servicio del club y la gente amiga. La unión y pertenencia la trabajamos a lo largo del año como uno de los objetivos. Es muy importante para nosotros que los chicos y grandes se sientan parte del club y tengan un lugar de disfrute».

Para el final, una reflexión ante la consulta sobre cómo le gustaría ser recordada en Porteño, el día que por los factores que sean, no esté más en el Club.

«Me iría con la felicidad del cariño que me demuestran y me han demostrado los alumnos/nas y el hecho de haberlos ayudado en lo tenístico y en lo personal. Porque muchas veces un docente tiene que dejar de lado la actividad principal y aconsejar o acompañar a la persona. Las familias que me conocen hace algún tiempo siempre me agradecen por brindarme mucho en las clases,y eso es muy valioso que me lo reconozcan».

Juliana Marino, una de las profesores del staff de Tenis.