Desde principios de mayo, aquellos que nos gusta el ajedrez, tenemos la opción de disfrutarlo en nuestras instalaciones. Gustavo Medina, profesor del juego ciencia, tiene su propia escuela desde el año 1980, y en su pasión por ejercer la docencia con tan maravilloso deporte, posee un itinerario nacional, enseñando en diversos lugares de Argentina. Y ahora, también en Estudiantil Porteño.

“De muy joven, a los 20 años, comencé a dar clases en el club Bomberitos; y uno de mis primeros alumnos, viene a Estudiantil, y el hijo juega al básquet. Dio la casualidad que se puso a hablar con Alejandro Lynch, quien es el vicepresidente y fue compañero mío durante toda la secundaria. Como de vez en cuando nos veíamos, siempre quedó pendiente la posibilidad de poder enseñar ajedrez en el club otra vez, ya que unos años atrás estuve haciéndolo. Justo se dio que debí viajar mucho y por eso no prosperó el taller. Lo encontré en el verano, surgió la posibilidad, me reuní con el presidente y la secretaria, nos reunimos, llegamos a un acuerdo. A partir del primer miércoles de mayo, comenzamos con la actividad”, expresa Gustavo, una tarde semanal, luego de terminar de dar clases.

El padre del jugador con el cual salió la conversación es Leonardo Vallejos, y la escuela donde estudió con Alejandro es la Técnica Cornelio Saavedra de Floresta.

“Estuvimos los seis años no solo en la misma aula, sino en el mismo banco; hicimos una amistad muy grande”, agrega.

Gustavo tiene por sus ocupaciones, una agenda donde viaja seguido por el país.

“Dos veces por mes lo hago, porque capacito jugadores que quieren en el ajedrez tener una salida laboral. Doy curso a los jugadores, porque faltan profesores, y entonces surge esta posibilidad. En la provincia de Buenos Aires hay media sanción en el Senado, para poder dar ajedrez en las escuelas, y no se puede aprobar en Diputados, justamente por la falta de profesores. Por eso, me tomé la premisa de capacitar, a costa mía. Ayer (por el miércoles pasado), llegué de Mendoza por la mañana, y a la tarde estuve en Porteño, para poder estar con quienes se acercaron a practicar”, señala.

Las clases en nuestra institución, son los miércoles y viernes, de 18 a 21 horas. Es gratis para los socios que deseen sumarse, y momentáneamente, se puede participar en las mesas del Buffecito.

“Nos han dado un lugar, más adentro y arriba, pero estamos haciendo una etapa de difusión, ya que el ajedrez entra mucho por los ojos. Hablamos con el responsable del Buffet, y muy amablemente nos permitió en esta etapa estar allí. Me acompaña en la enseñanza, un ex alumno mío (Carlos David Gómez), quien es actualmente campeón de la Federación (FAOGBA), la cual es la segunda en importancia en el país. Nuclea ocho municipios, desde la General Paz hasta Moreno; soy el presidente, en mi segundo mandato; antes estuve durante el 2012-13 y desde hace un mes y medio cumplo ese mandato. Tenemos dos jugadoras de nuestra Federación (Carolina Luján, la primera mujer que ganó el Olimpia de Plata en esta disciplina, y María Florencia Fernández, flamante campeona argentina) en el equipo olímpico argentino”, comenta Medina, mientras hace una presentación y deja constancia de la calidad de profesores arribados al club para enseñar a quienes quieran aprender.

La pregunta es que se encontrará quien se sume al proyecto.

“No solo con ajedrez, sino acertijos; no buscamos campeones mundiales, sino ayudar a trabajar la mente con juegos, estrategias, cómo se elije una jugada, cuáles son sus pasos. Y que todo eso puede llevarse a la vida, porque el movimiento es un paso posterior; primero hay un proceso mental”, asegura.

Como dijimos, todo socio que quiera sumarse, podrá participar de manera gratuita, y quienes no lo son, un  arancel de 335 pesos. Sin dudas, comenzó con el pie derecho, porque bastante gente se puede ver tanto los miércoles como viernes.

El ajedrez regresó a Porteño, y es una gran opción para quienes deseen pasar un buen rato con camaradería y aprender de él.