Guido González regresa para hacerse cargo como entrenador en el Hockey femenino. Luego de haber estado dos veces en la misma situación, la dirigencia decidió llamarlo nuevamente, y en febrero tendrá a la Primera, Junior y Juvenil.

«Me llamaron a fin de año y me preguntaron si estaba con ganas. En 2019 estuve como ayudante en la primera masculino, porque quería dedicarle más tiempo a mi trabajo. La verdad, extrañaba mucho dirigir; entonces mi respuesta fue positiva y ya estamos trabajando en la planificación del año. Presenté un proyecto, donde todas las categorías tengan el mismo estilo de juego; la idea es donde desde chiquitas jueguen a lo mismo que juega la primera», indica Guido en la tarde del miércoles, una vez culminada su jornada de trabajo particular.

Frente a la pregunta de cómo lograr eso, responde:

«Vamos a planificar entrenamientos en conjunto con todos los/las entrenadores del femenino; cada uno le pondrá su sello personal, pero la idea principal será la misma. Además, se tomará asistencia y se anotarán estadísticas de partido del equipo y de cada jugadora».

Por tercera vez, asumirá el rol de entrenar y dirigir en el femenino del club.

«Tuve dos ciclos: el primero en 2013/2015 donde conseguimos un bicampeonato en Primera División sumado a varios campeonatos en inferiores. Además, el hecho de haber presentado dos planteles en Primera. El segundo en 2017, donde conseguimos un campeonato metropolitano y un subcampeonato sudamericano, además de un título en inferiores. Fue una experiencia muy positiva, aprendí mucho con ellas», afirma.

En febrero inician con la pretemporada.

«Al 95% las conozco desde muy chiquitas, las he dirigido en inferiores y primera también. Tenemos una buena relación», añade Guido, quien también integra el plantel superior masculino.

Con respecto a los objetivos deportivos, describe:

«En las tres categorías tenemos buenos equipos para competir por el título en el ámbito metropolitano. A nivel nacional, el primer objetivo será clasificar en el grupo y si llegáramos a clasificar a un sudamericano, debemos ir a disfrutarlo y el primer objetivo será el mismo, pasar la zona. De todas formas, el principal desafío es que las chicas se lleven bien, formar un buen grupo y poder jugar un buen hockey; los resultados serán una consecuencia de lo dicho anteriormente».

Guido González, entrenador en el Hockey femenino. Capítulo tres.