La Primera Metropolitana de Básquet está en un momento ascendente de la temporada, y eso le permite estar, a solo cuatro fechas de culminar la fase regular y enfrentar los playoffs, en la primera posición del grupo 1, tras conseguir el viernes pasado su sexta victoria consecutiva.

Y no fue un triunfo más, sino conseguida en un reducto complicado como el de Imperio Juniors, por un 74-73, y asi, depender de si mismo en la recta final de la competencia, para poder llegar lo mas arriba posible a los cruces de eliminación directa, para poder definirlos con ventaja de localía.

“Sabíamos que era un partido complicado, Imperio es un equipo difícil con buenos tiradores y mucha gente con experiencia. Fue trabado, duro, un poco como esperábamos. El partido se caracterizó muchos ataques fijos. Por suerte tuvimos un muy buen último cuarto, que nos permitió ganar el juego. Tuvimos mucha personalidad y pudimos sobreponernos a algunos pasajes desfavorables del tercer cuarto”, expresa Facundo Spagnuolo, uno de los ya históricos de esta camada que ya viene jugando juntos, no solo desde las etapas formativas, sino en el plantel superior.

Agrega respecto al partido conseguido en el Coloso de Santa Rita.

“Íbamos pensando que podíamos ganar, mas alla de la localía fuerte de Imperio. El equipo está confiado, estamos jugando cada vez mejor y veníamos de una racha de cinco triunfos consecutivos. Era la primera fecha que estábamos en la punta solos y queríamos mantener esa situación. Nuestro objetivo es salir primeros para tener ventaja de localía en los playoffs”.

Mucho cambió la situación desde aquellos primeros meses del 2018, cuando se acumularon algunas derrotas que reflejaban un esquema de juego con dudas. Hoy, entrando en el último trimestre del año, y cuando se comienza a dirimir los asuntos importantes, la solidez colectiva, junto a individualidades en alto nivel, Porteño muestra su mejor rostro.

“El primer tema fue adaptarnos a lo que queria Daniel, y al mismo tiempo, él nos conociera a nosotros. Otro tema fue La reincorporación de David (Alonzo, el pivot) al grupo mas tarde y que Nacho (Spagnuolo, su hermano menor) empezó a encontrar su ritmo de juego en esta etapa del campeonato. Todo esto, sumado al mejor rendimiento de muchos de nosotros, hizo que el equipo se consolide y tenga el buen nivel de los últimos partidos”, explica Facu.

En relación a estar punteros en soledad, añade:

“Varios de nosotros ya llevamos algunos años en primera y eso se nota cada vez mas. Nos conocemos hace mucho y  nos da un plus respecto a otros equipos. Esperemos que este progreso nos permita llegar a lo mas alto posible en el torneo”.

Un plantel joven,pero con muchas batallas encima, merced a haber debutado en el equipo superior con edades formativas, y mantenerlos con el transcurso de las temporadas.

“Tal vez en otro momento hubiésemos actuado de otra forma. Contra Imperio supimos manejar las situaciones mas complicadas, y cerrar el partido de la mejor manera”, asegura.

Y esta actualidad, se transfiere al trabajo semanal, con el ánimo en alto.

“Si, cuando hay victorias, los ánimos y las ganas de entrenar son mayores. Aparte, la decisión de Daniel de entrenar junto con los chicos del Federal hace que los entrenamientos sean mas productivos y exigentes”, sostiene.

Para el final, la declaración sobre la imposibilidad de ilusionarse, a pesar de restar mucho torneo.

“Es el gran objetivos que tenemos todos, no te olvides que la mayoría de nosotros somos jugadores surgidos del club y el sentimiento es mas grande. Seria muy lindo con este equipo lleno de amigos, poder salir campeón”.

Facundo Spagnuolo, pilar de un equipo que va de menor a mayor, y hoy lo halla puntero en su zona dentro de la competitiva Copa Metropolitana,donde saldrá el campeón de la Federación.