Desde hace tres semanas, el Tenis retornó con todos los protocolos establecidos, a realizar sus entrenamientos en las instalaciones del Club.

Juan Pablo Brzezicki, coordinador de la actividad con la Academia que lleva su nombre, muestra la alegría tras esta posibilidad de pelotear en nuestras canchas.

«Principalmente, una sensación increíble de poder retornar a las canchas; uno ama esto, lo hace con mucha pasión. Y volver a reencontrarnos con los chicos, y verlos tan felices, luego de estos meses alejados e imposibilitados de realizar lo que tanto nos gusta. Sin dudas, esto los hizo volver con otra maduración, valorando en mayor medida el poder estar juntos. Todo el equipo de trabajo tiene una enorme satisfacción, y verlos cara a cara, enfocándonos ahora en cada uno de ellos», señala durante una de las jornadas matutinas en el Club.

Seguramente casi seis meses imposibilitados de entrenar en una cancha deja secuelas. Tras esta segunda semana, se le pregunta sobre el balance realizado,  aspectos trabajados y en cuanto tiempo considera podrán estar física y técnicamente en un estado óptimo pre pandemia.

«Estamos trabajando muy bien, principalmente los apoyos, golpes en movimiento, resbalar, sentir la pelota,  porque lo más complejo es pegar en movimiento, además de impactar y tener timming. Varios de los chicos volvieron con un muy buen nivel de tenis, a pesar de los meses sin jugar. Pero es complejo cuando empiezan a descoordinar por falta de aire, por la exigencia; considero unas cuatro a seis semanas mínimo para readaptarse», señala Juampi.

¿Se trabaja la parte psicológica del tenista, ante la decepción o frustración ante esos sintomas o deficiencias que mencionás?

«La parte mental y psicológica es fundamental, como en cualquier deporte, y potenciado en uno individual, como el tenis. Se trabaja todo el tiempo, y más en esta época donde estamos inmersos en una pandemia. Se realizan diferentes ejercicios, rutinas de combinación semanales, para volver a reordenar todo, sea lo tenístico, lo mental, los objetivos. Y con ello  proyectar para sostener la motivación e incentivación», responde.

Por el momento, los entrenamientos son en bloques de una hora y media, con dos jugadores por cancha junto a un profesor.

Quienes tengan previamente registrado su nombre para asistir, se los manda a la casilla de tenis, se les toma la fiebre en la entrada, se realiza una declaración jurada; todo cinco minutos antes de efectuar la actividad.

«En el contexto de entrenamiento, en el área de Escuela de Tenis, distribuimos los nombres de quienes están en cancha, porque deben haber solo dos, con un entrenador, entonces es más complejo», indica.

Los entrenamientos son por espacio de una hora y media, en el transcurso del día, con los horarios habilitados hasta el momento, de lunes a viernes.

Aún así, el Tenis está con la felicidad de haber regresado a jugar en el Club.