Una de las actividades que comenzó durante el 2017 y se instaló dentro del Gimnasio, es sin dudas el Boxeo, como entrenamiento recreativo para los socios.

Juan Manuel De Bonis, el responsable de dictar las clases en el primer piso de nuestro club, no quiso interrumpir las clases durante el verano, y a pesar de las altas temperaturas y la estación vacacional, las mismas se desarrollan con el pleno entusiasmo de los participantes.

“Fue un 2017 bastante alto con respecto a las expectativas cumplidas; se logró alcanzar un buen número de alumnos, entre diez y quince. No solo se fortalecieron los entrenamiento, sino Gabriel Rojas consiguió debutar como boxeador, lo cual nos puso muy contento porque decidió dar un paso más al que damos en el club, donde solo nos remitimos a la práctica recreativa”, comenta el Mono en la tarde de un martes tórrido, como lo son estas tardes de un febrero inclemente con las temperaturas altas.

Justamente, recalca los propósitos de las clases de boxeo en Estudiantil Porteño.

“Son totalmente recreativos, pero siempre está la posibilidad que alguno demande una competencia, y vaya a otro gimnasio para brindarle un entrenamiento más intensivo y con la finalidad competitiva. En nuestro club, los mismos se basa en lo aeróbico, fuerza-resistencia, y luego se le suma técnica, movimiento de piernas, referencia de trabajos de cintura, fundamentales en este deporte. Y bueno, lo que todos buscan cuando se anotan en una clase de boxeo: ven la bolsa y tratar de pegarle a la misma; obviamente primero se debe pasar una etapa previa de adquierir técnicas y así lograr pegarle bien, porque un mal golpe puede causarte lesiones”, explica Juan Manuel.

Con respecto a la decisión de no haber cortado los entrenamientos durante el verano, comenta:

“Soy una persona a la cual no le gusta parar, sino entrenar todo el año; y como este año no me fui de vacaciones, preferí continuar con la actividad y seguir adelante; afortunadamente, varios de los alumnos quisieron mantener su ritmo de entrenamientos”.

Los días y horarios de entrenamiento, son los martes y jueves de 19.30 a 21 horas. Y en base a lo que espera para este 2018, dice:

“Siempre uno va por más, tratar de agrandar la familia; no solo mantener la buena cantidad que tenemos, sino crecer, que se sume más gente, y también desde mi lado continuar fortaleciendo la intensidad de las prácticas y hacerlas atractivas para los alumnos”

El Boxeo sigue durante el verano, y con el Mono De Bonis, es una gran oportunidad de poder ejercitar y aprender las técnicas de este deporte.