La Primera de Hockey femenino cayó en su segunda presentación por Liga Nacional. En este periplo, perdieron en Santa Fe ante San Guillermo y ahora deberán ganar y esperar otros resultados para clasificar a semifinales.

El resultado final dice una caída 5-2, y si bien no se deben buscar excusas, sin dudas existieron atenuantes para entender la diferencia.

En principio, el cansancio natural, ya que en un lapso de 24 horas, jugaron dos partidos, en dos provincias diferentes. Ambos, con poco margen de descanso ya que lo hicieron rato después de viajar.

Encima, la cancha santafecina no estaba en buenas condiciones, y el arbitraje tuvo fallos determinantes. Dos en especial, el primero un gol anulado a nuesteas chicas cuando el marcador estaba 0-1 y significaba el empate. Y luego un penal en contra dudoso.

«Ni se sabe que cobró. Dirigió muy mal, todo muy raro. Pero bueno, perdimos», comentó una de las jugadoras, ya de regreso a Buenos Aires, con horario de llegada a Ramos Mejía, altededor de la medianoche.

Los goles fueron convertidos por Camila Guido y Paula Biscak.

Ahora, restan dos fechas, y Porteño aún mantiene sus chances de clasificar, pero no dependiendobdecsi mismas. Deberán ganarle a Huracán y Geba, y esperar que Ciudad de Buenos Aires pierda los suyos. Si se da esa combinación, se meten entre las cuatro mejores del país.

De todos modos, su ánimo no decae, y disfrutan de esta experiencia. Y bien lo demuestean las fotos que acompañan este artículo, las cuales fueron sacadas tras la derrota. Rostros sonrientes y buen semblante.

No está dicha aún la última palabra.

Vamos Porteño!!!