El miércoles se desarrolló una Clínica de Gimnasia Rítmica, para todas las chicas que son parte de esa actividad, en los diversos niveles. La misma comenzó a la mañana, y se desarrolló hasta la tarde.

Estuvo presente la prestigiosa entrenadora rusa Galina Aidarkina, quien desde hace años está al frente de la selección argentina. Junto a ella, María del Carmen Bonamino, coordinadora de Porteño y a la vez, integrante también del cuerpo técnico nacional, y las entrenadoras Claudia Bartoszuk, Mariela Aprigliano y Amneris Cervigni.

A primera hora, trabajaron las gimnastas del Nivel C, quienes hicieron labores relacionadas a  manejos y técnicas; también metodologías de manejo con las masas y sogas. En la mañana, fueron parte unas treinta niñas, de los seis a catorce años.

Por la tarde, estuvieron las de Nivel B y Elite, se apuntó a correcciones en series sobre esquemas, que presentarán en las competencias próximas. Con relación a Elite, el piso de edad de las niñas es desde los once a diecisiete años.

En la clínica, se podía ver a los diversos grupos haciendo sus trabajos. Mientras el grupo de cinco gimnastas que se están preparando para poder ingresar a los Juegos Odesur, ensayaban una y otra vez el esquema a presentar, al otro costado, de modo individual, estaban las que este año buscarán revalidar en Elite. En tanto, sobre la entrada al gimnasio, las pequeñas seguían las indicaciones de Claudia.

Viendo la intensidad y calidad de la clínica, con sus exigencias, se entiende por qué Estudiantil Porteño posee una calificada plantilla de gimnastas que año tras año dejan el nombre del club en lo más alto de cada competencia nacional e internacional.

En lo inmediato, se viene el primer selectivo a los Juegos Odesur que se disputarán en Bolivia, específicamente en la ciudad de Cochabamba, durante el mes de junio. Será en Córdoba el 16 y 17 de marzo, y luego en Buenos Aires, el 7 y 8 de abril. En caso de clasificar, nuestra entidad volverá a presentar un conjunto tras la última participación, que data del 2010. Por eso, si bien los clasificatorios no serán en absoluto sencillo, nuestras princesas siguen intensificando los entrenamiento con el firme objetivo de seguir haciendo historia de la buena.