Mientras disputan el Argentino de Clubes en Paraná, las Pre Juveniles de Hockey tuvieron su «bautismo», ritual reservado para quienes debutan en su primer certamen nacional.

Las chicas están disfrutando el torneo, aprenden, se divierten y aprenden. Si bien perdieron sus dos juegos (esta tarde se enfrentan a las locales de Juventud Unida), las condiciones dadas amortiguan el mero resultado.

El lunes se midieron ante las mendocinas de Andes Talleres, una de las habituales potencia en este deporte. Y ayer contra Rowing, un elenco anfitrión, que puso para competir a jugadores en edad de juveniles.

Por eso, su entrenadora Mica Sordi rescata lo contentas que están sus pequeñas dirigidas al sumar experiencia, la posibilidad de sumar minutos y seguramente, al ser tan jovencitas, sin dudas capitalizarán este torneo para jugar próximos con diferentes objetivos.

El bautismo las llevó a pintarse sus rostros, y como lo muestra la imagen, transformar este viaje, en una experiencia inolvidable.