» Cuando hacía dos deportes a la vez (hockey y fútbol), me empezaron a doler mucho las rodillas. Fui al médico y ahí me descubrieron un problema de nacimiento. Tengo las rótulas muy elevadas y desviadas para los costados. El médico me dijo que tuve mucha suerte de que no se me luxaran ambas, pero también me dijo que no iba a poder jugar nunca más al fútbol Todo esto me puso muy mal, pero hice todo lo posible para poder volver
Después de mucha kinesiología y muchos ejercicios de fortalecimiento, regresé este año».

Sofía Fiocca tiene 18 años, y desde este 2019 integra el equipo Juvenil del Futsal, conjunto que este domingo jugará la final frente a La Marca, buscando consagrarse campeonas del Apertura Metropolitano.

Con un gol suyo, derrotaron en semis a Padilla, y así acceder al encuentro decisivo.

«El partido fue difícil, sabíamos desde cero que iba a ser un partido donde debíamos dejar todo, dar el 100% en cada jugada. En la semana anterior estuvimos viendo algunas jugadas para llevar a cabo, y hablamos sobre la forma de juego del rival. Nosotras jugamos todos los partidos como si fueran finales, y eso se demuestra en nuestro tipo de juego y en la garra que le ponemos todas. En principio del partido hicimos varias jugadas, pero la pelota no entraba en el arco. No lo podíamos creer… En un momento tuvimos la mala suerte de hacer un penal, pero por suerte nuestra arquera ( Candela Bustamante) lo pudo atajar. Eso nos dio más confianza a todas,  pudimos tener paciencia y luego hacer el gol», analiza esta estudiante de primer año en la Universidad de La Matanza, donde cursa la Carrera de Contador Público.

Candela junto a Anahí Gimenez se han turnado en el arco, tras la lesión a principios de temporada de Valentina Miranda. Y eso describe el espíritu de colaboración por parte de las chicas en 0riorizar el bien colectivo, por sobre los desafíos personales.

«Con las chicas nos solemos juntar antes de los partidos o los fines de semana. Puedo resaltar de ellas su compañerismo y solidarias; cuando una hace mal un pase, juega mal o erra goles, todas están ahí para apoyarla. Nunca dejan a ninguna sola, nos damos fuerzas entre todas y siempre hay palabras de aliento», expresa la hija de Pablo, ex jugador profesional.

«Jugó profesionalmente en Estudiantes de Buenos Aires hasta que vino un dt nuevo y trajo jugadores de otros clubes, ahora sigue jugando pero en el Banco Central y hace futsal en Estudiantil Porteño».

La familia la completan su mamá Paula y su hermano Bruno, perteneciente a la categoría 2006 en el Futsal del Club.

«Juego al fútbol desde que tengo memoria, mi viejo jugó siempre, entonces me transmitió el amor por la pelota y por el juego. Pero siempre lo jugaba con mi familia o los amigos de mi papá. Hace tres años empecé a entrenar formalmente, pero tuve la mala suerte de sufrir una lesión que me dejó afuera por casi un año», detalla Sofi, quien llegó al club a los siete años.

«Iba a una escuelita deportiva hasta poder elegir un deporte, que fue hockey sobre patines, el cual hice hasta este año. El cambio del deporte era la felicidad y el amor que me generaba jugar los partidos de fútbol. Empecé a sentir muchos sentimientos y eso me decidió por el futsal», afirma.

El haber hecho hockey y ahora fútbol le permitió hacer muchas amigas en el Club.

«Ambos deportes me dieron la posibilidad de tener amistades y poder juntarme fuera de la cancha con ellas. A las chicas de hockey sigo viéndolas, voy a algunos partidos y con varias nos juntamos a comer», comenta.

Y la consulta final es acerca de cómo fue la transicion de pasar de un deporte a otro.

«La verdad, siempre me sentí bienvenida, siempre me sentí como en casa. Después de estar un año sin jugar, volví y me recibieron con los brazos abiertos, tanto mis compañeras como los entrenadores Lu y Migue. El futsal empezó hace pocos años pero se fue fortaleciendo; tenemos jugadoras menores y cadetas que tienen un nivel impresionante, estoy súper agradecida de poder ser parte de este deporte», responde.

Sofía Fiocca, integrante del plantel Juvenil que va este domingo a la búsqueda de consagrarse Campeonas del Apertura Metropolitano de Futsal.