Segunda semana donde las chicas del Futsal entrenaron en las canchas al aire libre, con todos los protocolos establecidos, bajo las indicaciones de Guido López. Entre ellas, Cindy Crudo y Paz Astegiano.

«Mucha alegria de poder volver a entrenar en el club, se extrañaba mucho el ambiente y a las chicas también», señala Cindy, tras la consulta sobre las sensaciones de retornar al Club luego de seis meses. En tanto, Paz señala:

«Sensaciones miles. Mucha alegría sobre todo por volver a estar ahí, todas juntas. Nostalgia también, porque cuando uno piensa en Porteño, no piensa solo en el deporte que hace sino en el compartir con gente de otras actividades o simplemente estar ahí, disfrutando del club. Se extraña mucho la vida de club».

Ambas son muy amigas antes de recalar en Porteño, en 2017. Pero son el reflejo de un grupo donde congenian de manera colectiva con mucha onda y energía.

«Muy lindo, con ganas de abrazar a todas y poder jugar al fin un partido  juntas o compartir un entrenamiento con TODAS, ya que por el momento es difícil. Por esta situación, no nos hemos visto todas porque estamos en grupos divididos y horarios distintos; de apoco se va dando todo. Muy contenta por poder volver a compartir entrenamiento con ellas, las risas y buenos momentos siguen estando intactos!» (Cindy).

«Increíble. La conexión que estamos teniendo a nivel equipo, todavía me sorprende. Este año entraron muchas chicas nuevas y llegamos a compartir muy poco con ellas en el club. Creo que la clave para tener la conexión actual, fue el habernos mantenido conectadas (Gracias a Guido por tanto) durante todo este tiempo de encierro. No hubo un día que no hablemos por el grupo. Cuando nos volvimos a encontrar parecíamos un equipo de gente que se conoce de toda la vida. Hy en día, es nuestra mayor fortaleza. La unión de equipo». (Paz).

¿Estos meses de aislamiento lo sintieron en sus físicos a la hora de volver a los entrenamientos presenciales? ¿Hubo una diferencia entre la semana pasada y ésta?

«Si, se sintió muchísimo!. Particularmente me he movido en el aislamiento, haciendo ejercicios en mi casa. Pero se sintió mucho el cambio del encierro al aire libre… sobretodo al correr, ya que dentro de casa no se podía correr. Esa fue la parte más difícil para el cuerpo, pero de a poquito va mejorando un montón con los ejercicios que nos van brindando y el cuidado obviamente» (Cindy).

«Yo particularmente no. Porque venimos entrenando muchísimo desde marzo, tres veces por semana mínimo, y Valentín (Lacquaniti, el PF) no nos tuvo piedad . Obviamente se siente la diferencia al volver a los entrenamientos presenciales porque tenemos la posibilidad de hacer ejercicios mucho más relacionados al futsal (las piernas sin dudas lo sienten) pero creo que llegamos a esta altura del año, la mayoría, mucho mejor físicamente que como estábamos previo a la pandemia» (Paz).

Al mencionar cómo sobrellevaron estos meses de aislamiento, expresan:

«Con altibajos, como todos supongo. Por suerte pude seguir bastante con mi rutina: trabajo, entrenamiento (aunque en casa). Eso te mantiene la cabeza ocupada. Y lo más importante por lo menos para mi, fue mantenerme conectada con mis amigas (del club valga la redundancia). Si tengo que decirte que me llevo de “positivo” de esta situación, es el acercamiento que tuve con las chicas del club. Sin ir más allá, mi mejor amiga juega conmigo! Estoy súper agradecida de haber conocido la gente que conocí gracias al club. Hoy son pilares súper importantes en mi vida» (Paz).

«Yo estaba muy acostumbrada a la rutina, básicamente no paraba un segundo y ni estaba en mi casa. Del laburo a casa a merendar y después ya siempre era gimnasio o entrenar futsal. Me costó mucho adaptarme a estar encerrada. Pero adopté un gatito y le di mucha atención y se me fue pasando muy rápido, hasta que luego volví a recaer en el encierro, pero siempre buscaba algo para distraerme, muchas películas, series, ejercicios físicos, videollamadas con amigos. Siempre buscando algo para distraerme. Y a medida que se iba flexibilizando un poco todo, empecé a ir a tomar mate a alguna plazita o salir a correr» (Cindy).

Fuera de las rutinas, esta pandemia les dejó alguna enseñanza?

«Muchas! Sobre todo el disfrutar cada momento de la vida, por más simple que parezca. Hacer las cosas que realmente nos hacen felices y no perdamos tiempo en lo que no, y rodearnos de gente que nos sume. Con garra, buena energia y amigos, se llega a cualquier lado. (Y una pelota, ya que estamos)» (Paz).

«Muchísimas enseñanzas. A valorar cada momento con las personas que nos rodean, sobretodo nuestros amigos y familiares, porque puede pasar cualquier cosa de una dia para el otro. A valorar cada momento, cada salida, a valorar el trabajo de uno también. Y a no quejarse de cosas innecesarias» (Cindy).

De manera capsiosa y maliciosa, el cronista les pregunta si lo mejor de los entrenamientos virtuales era no tener que aguantar en persona al entrenador…

«Jajajaja claramente NO se extraña al DT. El “chau chau” de Guido (entre otras) cuando quiere que cortes en una salida todavía me da pesadillas!!!» (Paz).

«Yo estuve en re pocos entrenamientos virtuales ya que no tenía compu y mi celu va para atrás. Pero siempre es lindo ver a Guido o Valentin, mas allá de la exigencia que nos meten (obvio, prefiero sea así de hecho). Nada de no tener que aguantarlos» (Cindy).

Algun dia, no sabemos cuando, las competencias oficiales retornarán, y el futsal femenino debutará en AFA. Ambas quedarán en los registros del club como quienes formaron parte de ese suceso. ¿Lo esperan ansiosas, o estos meses menguaron ese sentimiento?

«Si, totalmente. Imagínate las ansias que manejamos, estando encerradas hace siete meses, y entrenamos como si fuésemos a jugar mañana. Las ganas están intactas, y esperemos sea pronto!» (Paz).

«La ansiedad está siempre, estamos viendo cuando se vuelve y demás. La motivación se mantiene, pero bueno, obviamente esto de la pandemia nos dejó en una pausa donde todavía es todo una incertidumbre de cuando se va a volver. Pero sin dudas, las ganas y la ansiedad están siempre» (Cindy).

Paz Astegiano y Cindy Crudo, dos integrantes de la troupe del Futsal femenino, quienes a la espera de poder retomar entrenamientos colectivos, lo hacen de modo diferenciado y con los protocolos correspondientes.