La Primera de Hockey masculino debutó en casa con una soberbia actuación, demoliendo a Geba B 11-2, por el Torneo Metropolitano.

Junto al poderoso engranaje colectivo que permite llegar con contundencia al arco rival, en el propio se sostiene con eficiencia para transmitir tranquilidad al resto de los compañeros y desempeñar las tareas diseñadas por el entrenador Claudio Costa.

Tomás Mauro estuvo cuidando los tres palos, y desde allí, Porteño enhebró una sólida actuación, como para darle sustento a los augurios previos que lo ponen como uno de los candidatos.

«Evidentemente, arrancar de esta manera el campeonato es ideal. Nosotros sabíamos con el equipo que íbamos a enfrentar, porque en la copa Geba nos cruzamos, y el resultado fue positivo también. Igualmente, el resultado nos sorprendió un poco al ser tan excesivo; asimismo nos tomamos el partido con la mayor seriedad, como todos, porque el primero siempre es importante», expresa el arquero luego de la gran presentación del conjunto.

Con respecto a esa filosofía de no bajar la intensidad, aún cuando las diferencias con el rival a veces son tan evidentes, menciona:

«Nuestro DT siempre nos transmite ese mensaje de tomarse el partido con la seriedad que se merece, y nosotros lo transmitimos adentro de la cancha. Al rival, sea de la jerarquía que sea, se lo debe respetar y se debe instar cada cotejo, concentrarse al máximo. Para dar lo mejor para el equipo, obviamente».

El equipo sabe de su potencial y comenzar la temporada con un triunfo contundente, ayuda a seguir trabajando con las expectativas altas.

«Efectivamente, arrancar de esta manera el año le da mucha confianza al equipo de cara al año que vamos a enfrentar, con mucha competencia nacional (Argentino de Senior y Liga Nacional) y una posible competencia internacional (Sudamericano). También sabiendo que tenemos unas bajas importantes en el plantel, como las de Patricio Ipiñazar y Andres Cornejo, dos pilares fundamentales y referentes del club. Pero gracias al largo plantel que tenemos tanto en Reserva como en Junior, se pudieron llenar esas plazas restantes y el equipo sigue siendo fuerte y compacto», asegura.

Llegado del interior, para probarse en un equipo con expectativas tanto a nivel metropolitano, como nacional y sudamericano, se le pregunta como fueron los meses posteriores a la charla anterior, donde contaba de sus sueños e ilusiones por integrarse a nuestra institución.

«Mi pensamiento sigue siendo el mismo; no me arrepiento para nada de mi decisión de venirme al club. Como te dije en la anterior nota, siento en Porteño una sensación hogareña que me da la gente y todos mis compañeros, y si eso va acompañado de buenos resultados hockisticos mucho mejor. Desde hace años, Porteño es protagonista en cada torneo que participa y eso a uno lo incita a seguir mejorando para la obtención de más títulos. En lo personal a uno le llena de satisfacción el sentirse parte de un plantel tan importante y que depositen en mí la confianza y apoyo para encarar los partidos», afirma.

Tomás Mauro, arquero de un equipazo que comenzó el sábado ratificando los pronósticos previos.