Estudiantil Porteño fue anfitrión de un muy bien evento. El Karate tuvo su clase que se realiza cada fin de año con todos sus Dojos de la escuela.

El propósito es hacer un cierre de la temporada, y consta de un entrenamiento en la cual toman parte de los más chicos a más grandes karatecas. Fue el sábado pasado, desde las 11 de la mañana, hasta las 13.30 horas.

Consistió en técnica básica, actividades deportivas, en la búsqueda central de poder hacer un entrenamiento en conjunto.

La actividad en el club continuará hasta fin de diciembre, para luego comenzar el receso veraniego.