Luego de la desvinculación de Juan Ignacio González, el entrenador  que estuvo al  frente del equipo en las tres ediciones del Torneo Federal,  Daniel Piputto se transformó en el nuevo técnico de Estudiantil Porteño, para esta nueva temporada.

Si bien el ex entrenador de Vélez ya estaba trabajando en la entidad de Ramos Mejía desde hace unos meses, a cargo del plantel metropolitano, la semana pasada se oficializó la responsabilidad de hacerse cargo del conjunto que nuevamente formará parte del tercer escalón del básquet argentino.

“Tomé el puesto en el club, a partir de que Juan González, luego del Torneo Federal pasado, se desvincularía. Hablé primero con él, comencé el proceso del torneo local, lo que estamos jugando en la actualidad, y una vez terminado el Federal, quedaría a disposición para hablar con ellos. Así fue y hace poco tiempo se resolvió tomar esa responsabilidad”, expresa el técnico en un alto de sus ocupaciones personales.

Ya entonces confirmado oficialmente, se le consulta sobre el armado del equipo.

“Junto a la dirigencia estamos trabajando sobre ese aspecto, del cual varios jugadores ya están participando del torneo local. La doble actividad seguirá existiendo, cada grupo tendrá sus horarios de entrenamiento; obviamente habrán jugadores que se superpondrán  en los dos campeonatos, y si bien aún no hay fecha de inicio del TFB, la intención es comenzar a entrenar la primer semana de septiembre”, responde.

Con respecto a los nombres ya confirmados, señala:

“Juan Ignacio Dameli, Ignacio Siniuk, Ignacio Spagnuolo, Esteban Belloni, Alejo Toledo, Gabriel Pires,  Francis Villagra, un U19 llegado de Unitarios de Marcos Paz, Rafael Rugado, y Marcos Revello, juvenil de la institución. Al igual que la propuesta en el certamen local, la media cancha será casi en exclusiva  con jugadores locales, la mayoría  jóvenes  formados casi íntegramente en Estudiantil Porteño; solo se agrega un alero más. En el juego interior si hemos sumado, con la misma intención de armar una plantilla joven, y dentro del presupuesto al cual el club puede afrontar”.

Ante la pregunta sobre los objetivos y proyecciones acorde a la realidad de la entidad, afirma:

“Respecto a las posibilidades económicas, el objetivo  es que el club destine el presupuesto preestablecido para esta competencia, y no cometa un desfasaje. También, que la plaza obtenida deportivamente, la pueda seguir sosteniendo durante muchas temporadas más. Por último, poder cumplir trazado por la entidad, en su formación, donde el techo de su competencia para los jugadores originarios, siga siendo el del Torneo Federal, obviamente más alto al del local. Pudiendo utilizar allí, la mayor cantidad de fichas desarrolladas en la cantera; a partir de eso, darle una continuidad a ese proceso deportivo, y un espectáculo de nivel más alto al socio, junto al público en general, junto al desarrollo de los jugadores”.

Estudiantil Porteño ya tiene entrenador, y a poco de cerrar su plantilla, se prepara para una nueva temporada dentro de la División Metropolitana. Daniel Piputto será el encargado de conducir esta nave durante el 2018/19.