Por el encuentro de ida en Cuartos de Final, la Primera AFA cayó como local 5-3 frente a Monte Viejo de Tigre.

El miércoles 8, se disputará el partido de vuelta, y los dirigidos por Gabriel Espósito deberán ganar por dos tantos para ir a penales, o una diferencia mayor que lo deposite en semifinales.

Diego Aguilera en dos oportunidades, y el restante en contra, tras corner de Aguston Alvarez, los goles de nuestro equipo

Monte Viejo en el mismo comienzo salió a presionar en campo rival, aunque dejándole la iniciativa a Porteño.

Equipo dinámico el oponente (terminó primero en su zona), aunque con el oficio de saber capitalizar al máximo, los errores del contrario, con un juego defensivo fuerte, omo bandera, junto a un arquero emergiendo en punto alto.

Fue asi que de ese modo, llegó la apertura del tanteador, cuando no habían transcurrido mas de noventa segundos, y un estiletazo de derecha, desde el sector izquierdo de la ofensiva, ingresó a media altura, en el palo mas cercano de Juan.

Porte se recuperó de inmediato, casi sin acusar el golpe. A los 2:36, empate en contra, tras corner del Oreja.

De ese momento, juego poco friccionado, rápido, con transiciones veloces, alternándose el dominio, aunque nunca de manera abrumadora.

Eso si, Porteño tuvo un poco mas la posesión del balón, y fue volcando a los de Tigre hacia su campo.

Pero cuando iban 17:55, y Porteño estaba haciendo protagonista al arquero rival, una mala ofensiva en tres cuartos de cancha, tuvo la contra de tres hombres, solos contra el golero, y en jugada triangulada, terminó en el segundo gol de MV, convertido casi dentro del arco.

Porteño aun no salia de la confusión , y otro estiletazo por el mismo sector donde vino el primer gol, llegó el tercero.

Una diferencia exagerada, que Manuel Antar desde media cancha asistiendo a Diego dentro del area, se encargaron de achicar, con un contexto mas acorde a lo observado en los primeros veinte minutos.

El segundo período arrancó con menos eficacia de ambos lados, y marcas mas intensas.

Pero pasados dos minutos , Porte comenzó a imponer su juego de extra pases, sin rematar ciegamente, en la búsqueda del hombre mejor ubicado.

La visita no se desordenó nunca, y los pibes no hallaban un hueco donde lanzar.

Se percibía que de transcurrir los minutos y no llegar a la igualdad, Monte Viejo tirado decididamente atrás, intentaría liquidar con una contra.

Restando 8:43 sucedió llegó, y ya el 2-4 parecia mucha desventaja..

Con el quinto tanto de la visita, ya no solo semejó irremontable este partido, sino asoma en el horizonte cercano (este miércoles feriado en Tigre), bastante complicado.

Aunque sobre el final, el segundo gol de Diego, más un huracán ofensivo, con tres situaciones concretas,abrió una esperanza a la épica.

Para que suceda, se deberà trabajar en estar más sólidos al neutralizar los contragolpes y hallar la alternativa de perforar uma defensa contraria rocosa.

No es imposible, pero quedó en claro que el oponente te hace pagar carisimo cualquier distracción o error.