Javier Cabrera, profesor de Minibásquet dialogó con Estudiantil Porteño Básquet acerca del regreso de los más pequeños a las prácticas en el templo de Barcala.

Javi, comenzó hablando de lo que generó el retorno en los chicos: «Fue un momento de alegría, de emoción. Hace 8 meses que los chicos no tenian la posibilidad de jugar en nuestra cancha y fue muy lindo. Siempre respetando todas las normas y protocolos para cuidarnos entre todos y no generar un retroceso».

Además, se refirió a sus sensaciones personales: «Me sentí completo. Entrenar a los más chicos es algo que me apasiona. Ademas de aprender también tienen que disfrutar. Lo importante es que después de cada entrenamiento, vuelvan al siguiente con el doble de ganas de crecer».

Luego, hizo hincapié en la planificación en lo que queda del año: «El objetivo es seguir trabajando la técnica individual, todo lo que tiene que ver con lanzamiento, dribling y también la parte física en coordinación y fuerza. Estas son cosas que en competencia no se pueden desarrollar tanto individualmente, por eso lo priorizamos ahora. Seguiremos en actividad hasta el 19 de diciembre».

Por último, hizo un breve análisis de lo que puede pasar a futuro: «Creo que no hay que apurarse. Imagino que seguiremos con el mismo método un tiempo más. Somos afortunados de poder volver, pero hay muchos clubes que todavía no lo hicieron, por eso no veo competencia a corto plazo. Hay que seguir aprendiendo a cuidarnos y entrenar duro».

FUENTE: Estudiantil Porteño Básquet