«Realmente es una sensación espectacular poder culminar el año con este nuevo titulo, el grupo se lo merece porque tuvimos una temporada muy pesada para todos, pero nos hicimos fuerte en los momentos mas complicados y pudimos sacar adelante cualquier tipo de adversidad. Los títulos te dan tranquilidad, dicen quienes mas saben».

Las palabras de Alan Bazarian, el lunes al mediodía, luego del domingo de gloria, donde la Reserva de Elite 1 de Futsal goleó 4-1 a Social Lynch, y se alzó con el título de Campeón de Campeones.

En la previa al martes de Nochebuena, en un alto de su trabajo, un emprendimiento de venta electrónica online junto a su hermano, describe el partido donde se consagraron como los mejores del año en la Elite 1 en su categoría.

«Arrancamos muy mal, tuvimos unos primeros 10 minutos muy malos donde no hacíamos pie, por la falta de nuestro pivot Nahuel Alvarez, quien por motivos familiares se volvió a su ciudad natal. Una vez pasada la zozobra, pudimos enderezar el barco, abrir el marcador y ampliarlo rápido para ir al descanso con tranquilidad del 3-0. Si bien en el transcurso del segundo tiempo ellos acortaron la diferencia, tuvimos puntos muy altos en el cual el equipo  volvió a justificar por qué juegan en la tira A».

Y al momento del balance del año, afirma:

«Mas allá de los resultados positivos conseguidos, no iba a cambiar este balance totalmente positivo, de un grupo totalmente nuevo al del 2018. Con un jugador retornado al club luego de varios años, con dos chicos categoría 2000, otro que nunca jugó en esta ciudad. Pensamos que se iba a hacer demasiado cuesta arriba, pero el grupo se formo rápido, los jugadores se adaptaron rápido a las ideas, y pudimos entre todos ir moldeando una idea de juego que fue mejorando partido a partido hasta culminar en el primer puesto estando con ocho puntos de desventaja. Sin dudas, la llegada de Simón Argain al plantel, solo trajo alegrías deportivas y extra deportivas, porque es un fenómeno de jugador y persona»

Vive en Belgrano junto a sus padres Henry y María Inés, y pertenece a la comunidad armenia.

«Soy parte activo de la comunidad armenia, socio de UGA donde me criaron, jugué, dirigí, y coordiné el futsal hasta 2017. Y aunque hoy me toque estar en otra casa donde me siento muy feliz, siempre seguiré de alguna u otra forma conectado con ellos», expresa.

Acerca de su arribo a Porteño, comenta:

«Llegué en el 2017 de la mano de Gabriel Espósito, quien me incluyó en su cuerpo técnico después de mi salida de UGA. Con él, Juan Manuel Garcia y Gabriel Loyola nos conocíamos por los años de futsal que tenemos juntos, por haber compartido Selección Metro y hasta el curso de entrenadores. Además, ya tenía relación con el coordinador Guido Lopez y con varios de los jugadores de primera por mi paso en las selecciones metropolitanas.
Realmente fue un orgullo cuando hablé con Gabriel para sumarme como ayudante de primera y hablamos de que era el momento de hacer el salto y llevar el club a lo más alto. Aunque no sabíamos que iba a ser tan alto (risas)».

Ya con varias temporadas en el club, se le pide una reflexión sobre el proyecto encarado con el Futsal.

«El proyecto de Estudiantil Porteño es de lo mejor que hay a nivel CAFS. Totalmente integrado desde la categoría mas chica hasta la mayor, ahora incluyendo también al femenino. Es un trabajo de mucha gente, por suerte me pude sumar en 2017 y aportar mi granito desde el lado siempre que me tocó, pero el trabajo a nivel global de la subcomisión, del coordinador y de los demás profes es muy bueno, es muy lindo ver varios de ellos y muchos jugadores dirigiendo en todos lados», dice.

El equipo que logró coronarse como el mejor del 2019, estuvo integrado por los siguientes jugadores:

Juan Marotte

Vassallo Francisco

Argain Tobias

Argain Simon

Casiriain Tomas

Bruno Santiago

Nocetti Thiago

Muzzupappa Lucio

Lacquaniti Valentin

LoGiudice Nicolas

Nahuel Alvarez

Roman Pernea

Ante la pregunta de cuándo sintió que este equipo estaba para cosas grandes, señala:

«Nunca dudé del grupo, desde el primer partido, desde el primer amistoso pensé que estábamos para grandes cosas. Independientemente de ganar o no el torneo, me importaba que los jugadores se sientan importantes, y demostrarle al Zurdo Esposito que podían jugar en Primera. Realmente me dio mucha alegría ver a Tobías Argain cerrando el partido de la final ante Estrella en Primera, lo sentí como un logro de todos.
Dentro de nuestra categoría, nunca tuve dudas, el equipo daba para mucho y lo demostró cada domingo».

Sobre lo inmediato, cuenta:

«Descanso hasta febrero, por ahora no arreglé mi continuidad, pero no creo que haya problema con eso. Entonces, a recargar las pilas y en 2020 volver a pelear la Elite y la División de Honor».

Alan Bazarian, integrante del cuerpo técnico de la Primera multicampeona, y a la vez, entrenador de una Reserva campeona, goleando en la final.