«Con el Campeonato Argentino, en lo individual fue algo hermoso; compartirlo con las personas que más quiero me inspiró todavía más y me llevó a tener mucha seguridad dentro y fuera de la cancha. A nivel grupal, para muchas fue su primer campeonato, teníamos un equipo muy joven, y nos sirvió más de experiencia, todas aprendimos y disfrutamos junto a nuestra DT Micaela Sordi, quien trató de apoyarnos a pesar de los resultados».

Las palabras corresponden a Agustina Campagnola, una de las integrantes del equipo Prejuvenil femenino que acaba de participar en el Argentino de Clubes disputado en Paraná. Y describen sus sensaciones al haber compartido una semana junto a sus compañeras.

Paralelamente a ese certamen, le llegó la citación para integrarse a la Selección Metropolitana de la categoría.

«Me enteré el sábado a la tarde; la lista la dieron por WhatsApp ya que les parecía mejor para todas. En ese momento estaba en la casa de mi papá, con él, mi hermana y su mujer; también estaba mi tía y prima. Fue muy lindo enterarme y tener una alegría para compartir con quienes me acompañaron siempre. Y lo que sentí en ese momento fue alegria pura, ponerte una meta, esforzarse tanto y poder llegar a cumplirla es una sensación hermosa, y fue mucho mejor compartirla con mi familia», señala.

Agus comenzó muy pequeña a jugar hockey.

«Empecé a los seis años, cuando venía a ver a mi prima que ya jugaba acá (Camila Guido). Junto a Juan Freire me incentivaron a empezar el deporte acá en el club, mientras más pasaban los años el deporte me fue gustando más y más, llegando a ser en lo que es hoy, pensándolo todo el tiempo», expresa.

Vive en Villa Luro con su mamá Natalia, y semana por medio va a lo de su padre Ignacio, en Palermo. Estudia en el Colegio Inmaculada Concepción de Ciudadela.

«El colegio siempre me apoyó con el deporte en todo sentido. Y mis amigas y compañeras lo mismo, siempre me apoyaron y se pusieron muy feliz con la noticia de la selección. Saben lo muy importante que era para mi’, afirma.

Al momento de hablar sobre Estudiantil Porteño, dice:

«Claramente, el club es una segunda casa para mi, desde chiquita vengo acá y pasé veranos, asados, y hasta partiditos que armábamos con las chicas cuando nos aburríamos. Además de entrenar y jugar, las mejores amistades las tuve acá, estoy completamente agradecida con el club; por eso Porteño siempre va a ser mi segunda casa».

Con respecto a sus objetivos dentro del hockey, admite:

«Obviamente mi idea es seguir muchos años más, me quedan un montón de cosas por aprender todavía. Las más grandes para mi siempre fueron un ejemplo, mi idea es algún día llegar a ser como ellas».

Agustina Campagnola, uno de los grandes proyectos con los cuales cuenta el hockey de Porteño.