Dentro del equipo de trabajo en Amigos del Corazón, está Maira Castagno, Técnica Superior en Salud con especialidad en Cardiologia. Junto a los doctores Daniel y Mariana Olivieri, y el profesor Oscar Rodríguez, son los responsables de llevar adelante esta actividad en el Club, enfocada hacia personas con diversas patologías y enfermedades referidas al corazón.

«Comencé hace poco en enero,tuve la oportunidad de conocer parte del equipo del doctor Olivieri en otro ámbito sanitario como es el Hospital Posadas, y desde allí surgió la oferta laboral», señala Maira (MN 194914), recibida durante el 2019 en el Instituto Blaise Pascal de González Catán, realizando a lo largo de la carrera prácticas hospitalarias en el Posadas.

«A la hora de comenzar a estudiar, tenía un gran interés en el área de salud; luego de haberme interiorizado con varias alternativas, finalmente terminé decidiendo por Cardiologia, y no fue erróneo, porque es una carrera muy linda», agrega respecto a su profesión.

«Primero, trabajamos en equipo conjuntamente con los doctores, llevando a cabo una serie de actividades y controles diarios de los pacientes. Proporcionamos una herramienta de reconocida eficacia en el contexto de la prevención, tanto para las enfermedades coronarias crónicas como también otras patologías cardiacas», describe en relación a sus funciones en el Club.

Hay pacientes con diferentes patologias. ¿Esas actividades van acorde a modo particular ?.

«Si cada paciente tiene su historia clínica y con ella la elaboración de su entrenamiento con el fin de mejorar siempre su capacidad funcional. Igualmente cabe destacar que siempre se trabaja en grupos, no importa la edad, ellos se adaptan», indica.

Referido a los trabajos realizados por los pacientes, dice:

«Luego de cada entrenamiento personal como el efectuado en la cicloergometro de piernas, brazos y cinta en grupo, finalizan con una serie de ejercicios aeróbicos».

Si bien el trabajo de los profesionales se enfoca en los problemas fisicos, tal como se llama el grupo, la importancia de sanar o reparar un corazón, conlleva condimentos anímicos. ¿Cuán importante es para ellos reunirse en el club, y saber que son parte de un grupo con similares características o necesidades?.

«Es sumamente importante el sociabilizar diariamente, anímicante es un factor primordial. Ellos en su día a día aprenden todo lo referente a la enfermedad cardiovascular y como cuidarse, conocer el problema, saber la importancia de ciertos cambios, reconocer y tratar los Factores de Riesgo Coronario. Estar alerta ante posibles síntomas y aprender a manejarlos y todo esto lo hacen en el club, un ámbito totalmete diferente a un centro de salud», expresa.

Desde lo humano, por sobre su profesión, ¿qué aprende al tratar diariamente con personas que luchan y se esmeran por sobreponerse a las dificultades fisicas enfrentadas?

«Es una enseñanza de fuerza y voluntad por sobre todas las cosas, el esmero que ponen por vivir mejor dia a dia, es sin lugar a duda ejemplar. Trabajar con ellos es muy gratificante».

Maira Castagno, integrante del staff médico de Amigos del Corazón, la loable actividad presente desde hace bastante años en Estudiantil Porteño.