Terminó el Campeonato Argentino de Hockey femenino, para la categoría Pre Juvenil. Y con la caída ante Ciudad de Buenos Aires, culminaron segundas en la Zona Bronce.

«El balance que puedo hacer sacando lo positivo, fue la unión del grupo. Las chicas generaron mucha confianza y apoyo entre ellas; otro punto a favor fue la suma de experiencia de medirte contra equipos muy buenos, sirvió para que las más chicas tomen confianza y seguridad en la cancha, y además para algunas fue su primer torneo y se llevaron un hermoso recuerdo y las ganas de volver», señala Micaela Sordi, entrenadora del equipo, en la medianoche del sábado, y esperando el arribo de sus compañeras de la Primera, ya que este domingo desde las 14, enfrenta a las locales de Rowing, por una nueva fecha de la Liga Nacional.

Referido a estar una semana juntas, compartiendo hospedaje, comidas y horas en conjunto, Mica expresó:

» Ayuda mucho, porque antes, por ejemplo, iban a jugar pero no se tenían tanta confianza colectivamente. Y acá se generó algo muy lindo, donde todas tiraban para el mismo lado. Se alentaban, eran amigas, compañeras, con momentos de risa. Para mi fue muy positivo por ese aspecto, y esa fue la razón que decidí viajar sin refuerzos. La idea de sumar mucha experiencia y foguearlas para que en un futuro puedan viajar a otros torneos, y les vaya mejor».

La responsabilidad también, al ser responsable del grupo, de saber distribuir actividades y horarios, para que las jovencitas suentan placentera la estadía.

«Fuimos a caminar al centro, al Mc Donalds, a la playa; comimos con Vélez Huracán y Ciudad y se relacionaron con los otros clubes. También la división de tareas para lavar los platos (risas), ponerse de acuerdo, y horarios también; descansar bien para los partidos, estaba pactado el horario de desayuno y salida al club desde el día anterior», detalló.

Terminó el Argentino de Clubes, y para nuestras jugadoras, una experiencia inolvidable.