Esteban Belloni, jugador y capitán de la Primera Metro, dialogó con Estudiantil Porteño Básquet.

El «Bocha» comenzó hablando sobre la vuelta al club después de 7 meses: «El regreso estuvo bueno, de a poco. Entendiendo que en este año tan particular, a veces los tiempos no son tan regulares. Pero por suerte al extender la franja horaria para poder ir al club, pude hacerme de ese momento para poder concurrir, que más temprano y durante la semana se me venía complicando por estudio y trabajo».

Luego, se refirió a la extraña sensación del reencuentro con su segunda casa y con sus compañeros: «En cuanto a volver fue raro, uno no toma mucha dimension de los tiempos pero pasé de ir casi todos los días al club durante 15 años a no entrar por más de siete meses. Fue raro y lindo a la vez, porque por más que lo conozcas de memoria entras como si hubieran cambiado cosas y la gran mayoría sigue igual.
En cuanto a mis compañeros, obviamente es distinto ya que no te reencontras con todos y tampoco se puede hacer cosas a los que se está habituado, cómo saludarse, compartir un mate o algo sin distancia. Pero está bueno verte con algunos y compartir un espacio que no fuera algo online».

Además, hizo hincapié en la importancia del disfrute en circunstancias dificiles: «Me sentí bien, contento. Sabiendo que los entrenamientos son para despejarnos y volver a reencontrarnos, siempre con los cuidados. Por eso no preocupado de si entra o no la pelota. Sabiendo que metas deportivas este año no hay y seguro el año que viene será a lo lejos. Por eso tranquilo y aprovechando de los tiempos para verse con los compañeros y reírse y distenderse un rato, de este año que ya de por sí es y fue complicado».

Por otra parte, se mostró feliz por la reincorporación de todas las categorías a los entrenamientos: «Esta bueno que de a poco todos puedan ir acercándose al club, sin poner en riesgo a nadie y haciendo las cosas a su debido tiempo. Está bueno que desde la institución y desde la planificación no se acorten tiempos, ni se busque presionar sobre una situación que no es normal. Pretender la normalidad cómo era antes de esto, por ahora es imposible, pero está bueno que de a poco nos podamos acercar y compartir un espacio. Y que también los más chicos tengan el espacio del club para desarrollarse y pasar un lindo rato».

Por último dió una breve opinión de lo que se puede venir a futuro: «Yo espero que en un tiempo podamos volver a vivir lo más similar a como era antes de este virus, pero para eso falta tiempo. Y en esta situación sanitaria, el acortar tiempos no sería una buena opción. No estamos hablando de acortar tiempos de una preparación física, sino que estamos hablando de dar tiempo para que todos los que practican la actividad estén seguros, tanto los jugadores como sus respectivas familias».

FUENTE: Estudiantil Porteño Básquet