«Se lo planteé a fines del 2019, y obviamente, su respuesta afirmativa fue inmediata. Luego llegó la aprobación de la familia , fundamental porque implicaba una gran inversión económica en cuanto al material, ya que los patines son diferentes a los usados hasta ese momento».

La charla con Alejandra Filipini se da un par de horas luego que Sonia Zampella consiguió el sábado la clasificación al Sudamericano de Patín Artístico, a desarrollarse en San Juan, durante enero de 2022.

Luego de pedir un tiempo para ducharse, y antes de la cena previa al retorno a Buenos Aires, tras tres días de estadía y competencia en Villa María, Córdoba, la profesora se apresta a charlar con Prensa Porteño sobre la presentación de Sonia, quien junto a Valentina Herrera representaron al Club en el Clasificatorio.

«Lo destacable fue la confianza absoluta en mí en cuanto a la propuesta», añade sobre lo expresado al principio.

Posteriormente, se explaya explicando todo el recorrido desde aquella propuesta, hasta este fin de semana consagratorio.

«Y así arrancamos , sumamos también al equipo otra profe, con más experiencia en este disciplina (Roxana Cavallo), quien le aportó muchas herramientas importantes. Luego, por cuestiones de tiempos, no pudo continúar . La pandemia nos paralizó y parecía que se alargaba la posibilidad de este nuevo proyecto, pero seguimos firmes como se pudo. Llego el día donde pudimos volver a la pista en octubre 2020;  allí comprobamos que desde casa se trabajó bien, cada entrenamiento se avanzaba a paso muy firme», sostiene. Y agrega:

«Decidí redoblar la apuesta e ir a buscar un lugar en el Sudaméricano. Imagínate la respuesta de Sonia…», expresa sonriente.

Tras lo descripto, el corolario:

«Y aquí estamos , felices. Ahora solo tres día de descanso y a planificar para enero 2022,. Nos encontremos enfrentando a la campeona panamericana , y a patinadoras de nivel mundial ..Pero justamente, eso se celebra, con un gran desafío ya agendado».

Si bien el inicio se habló en 2019, efectivamente se pudo poner en marcha, recién en marzo de este año, merced a la insoportable pandemia.

«Pensábamos ir hasta nivel nacional, pero viendo su avance, me generó ir por este desafío y aquí estamos!!!», admite, como reconocimiento implícito a los esfuerzos de la patinadora de 19 años.

«Sabía que podíamos hacerlo,ella se merece este momento», afirma.

– En las fotos se te ve feliz, abrazándola. Supongo que en ese gesto hay mucho de desahogo por todos los conteatiempos  generados por esta pandemia, en cuanto a la planificacion y postergacion de proyectos.

«El respeto, la disciplina, generosidad, compañerismo y muchas cualidades más de Sonia, me llevan siempre a tener ganas de generale lo mejor y más oportunidades…ese es el reflejo de mí abrazo», detalla Ale, ya lista junto a sus chicas para cenar en el Complejo donde se alojaron, y vivieron por tres días, una experiencia espectacular.