Alejandra Filipini llegó al club hace trece años, luego de trabajar tres como asistente de su entrenador en Nolting, la entidad vecina de Ciudadela. Antes, siendo una niña de 12 compitió como participante, hasta los 20, cuando se dedicó solo a enseñar.

Esa función es la que desarrolla en el tercer piso de nuestra institución, y a través de sus enseñanzas y exigencias acorde a la profesión, muchas chicas han brillado y brillan representando a Estudiantil Porteño.