Desde el vamos se sabía que Porteño no iba a tener complicaciones en el desarrollo del encuentro, más que nada por la jerarquía de sus jugadores y la experiencia que fueron adquiriendo durante los últimos torneos, lo que claramente quedó plasmado en el electrónico final, el cual mostró tan abultada diferencia.