Tomás González comenzó a jugar hockey en el club a los cinco años. Según cuenta la leyenda familiar, su padre tenía amigos que habían practicado este deporte y siempre le llamó la atención el mismo. En un principio Tomás entrenaba básquet en nuestra institución, , en tanto su hermano Guido era quien estaba con el hockey. Un día el profesor Joaquín lo invitó a participar de los entrenamientos, y desde ese día no se bajó nunca más de los patines. Hasta el día de hoy, donde es uno de los integrantes de la plantilla del plantel superior.”Es un largo camino hasta llegar a primera. Sobre todo muchas horas de entrenamiento. Tuve la suerte de haber tenido profesores muy capaces que me han facilitado el aprendizaje. Si mal no recuerdo debute en el año 2011 en una Primera “B”, tenía 16 años. En esa época había dos primeras: La “A” que apuntaba a ganar el campeonato y la alternativa. Esos dos años que jugué en la Primera “B” me sirvieron muchísimo ya que ganas mucho roce y experiencia. Finalmente en el año 2013 pude tener mis primeros minutos en la Primera A”, expresa Tomás al inicio de la charla, donde hablará de su doble rol jugador-entrenador.

En medio de eso, el proceso de Estudiantil Porteño hasta coronarse como campeón metropolitano. Y sobre eso añade:

“En ese año 2013 nuestro entrenador era Mauricio “Pichu” Galvani. El Pichu venía de jugar varias temporadas en Europa y cuando agarró las divisiones superiores siempre trató de hacernos pensar el hockey de otra manera, más profesional. Pienso que eso, sumado a todos los conocimientos hockisticos nos dio cierta ventaja por sobre los otros equipos de Capital Federal, logrando campeonatos metropolitanos y un destacado tercer puesto en el Argentino realizado en nuestra cancha. En el 2015 llega Claudio Costa y el preparador físico Juan Pablo. Los dos nos aportaron cosas muy importantes que ayudaron a lograr el subcampeonato en Mendoza el año pasado. Personalmente pienso que Claudio nos ha dado una cuota de libertad y confianza importantísima para rendir en la cancha. Y Juampi nos hizo llegar a un nivel físico que nunca habíamos alcanzado”.

Teniendo en cuenta que en este deporte Mendoza y San Juan son dos plazas poderosas, se le pregunta si en el ámbito de Buenos Aires, Porteño es uno de los referentes. Y González responde:

“Voy a tratar de ser lo mas objetivo posible (risas). Bueno, si consideramos que desde el 2008 Estudiantil Porteño viene peleando campeonatos y participando en la mayoría de los Argentinos, puedo llegar a decir que CAEP está muy bien parado en lo que es el área Metropolitana del Hockey Patines. Seguramente personas ajenas al club te dirán lo mismo y hasta más convencidos que yo, pero sostengo mi respuesta en que no solo se han logrado campeonatos sino se ha desarrollado jugadores que han participado en los procesos selectivos de Selecciones Nacionales y es algo que debería enorgullecer mucho a la Institución”.

En relación a su rol de entrenador de las categorías Infantil, Prejuvenil y Juvenil femenino, se explaya en su arribo:

“Es bueno aclarar que no abundan los entrenadores del hockey patines. Debido a su poca difusión, hoy por hoy, en Buenos Aires no existe ningún instituto que enseñe las nociones básicas del deporte. Por este motivo es que los clubes generalmente deciden poner a cargo de las divisiones inferiores del club a jugadores que integren el plantel de Primera o por lo menos que tengan experiencia. A principios del 2015 me propuse ante la comisión como entrenador de categorías inferiores; obviamente fui muy bienvenido y desde ese día trato de hacer el mejor trabajo posible para el crecimiento de las chicas que tengo a cargo. Es una tarea donde logré encontrarle placer y motivación. Aunque parezca raro, enseñar a jugar al hockey me sirve mucho a mi como jugador. Empecé a ver las cosas desde otro punto de vista lo cual me beneficio para re-pensarlas y mejorar día a día”.

Como formador de las jóvenes jugadoras, la pregunta gira hacia cuáles son los objetivos planteados por él mismo para su cargo de entrenador.

“Desde la Subcomisión y desde mi parte compartimos que de Infantil a Juniors,  las categorías son principalmente formativas, por lo cual se enfoca en formar jugadores. ¿Qué significa formar jugadores? Planificar entrenamientos y partidos de la mejor manera para que el chico o chica llegue a cierta edad con las herramientas adecuadas para resolver las distintas situaciones que se pueden presentar en un partido de la máxima categoría. En mi opinión, un partido de hockey se divide en constantes situaciones límites a resolver en segundos. Mi tarea es preparar al jugador resolver esas situaciones de manera eficiente. En base a esto, personalmente no pongo ningún objetivo concreto sino el de mejorar diariamente y jugar mejor que ayer. A su vez, desde la subcomisión se habló de un objetivo en común, clasificar a los torneos Argentinos en todas las categorías, lo cual me parece correcto y acepto el desafío. Clasifican al mismo los mejores 4 posicionados de cada provincia, y trabajamos para acceder”, finaliza.

Tomás González, uno de los integrantes del plantel superior que compite con gran suceso no solo en el área metropolitana, sino a nivel nacional. Y a la vez, como entrenador de las divisiones juveniles femeninas, quienes ya tienen un objetivo concreto y trabajan duro para conseguirlo.