Oscar Alfredo Rodríguez es cuarto dan de karate, avalado por la Federación Argentina, y desde hace varios años desarrolla dicha actividad en el club, compitiendo dentro del circuito nacional. El pasado 2 de octubre tuvimos un evento en Porteño donde se desarrolló una fecha de la Asociación de Karate de la Provincia de Buenos Aires.

“Llegué al club en 1996; en ese entonces tenía otro gimnasio en la avenida San Martín y me propusieron venir a Estudiantil Porteño porque no existía la práctica de este deporte; me presenté ante la Comisión Directiva, aceptaron mi currículum y comencé con las clases. Al principio hice un mechadito de alumnos, para que las mismas no estuvieran vacías y por eso traje algunos de mi gimnasio. Luego se fueron sumando, agregando y hoy día contamos con aproximadamente cuarenta”, cuenta Oscar al presentar esta disciplina deportiva, rememorando sus comienzos, 21 años atrás.

Actualmente, los días de práctica son lunes y miércoles de 20 a 21.30 horas y sábados de 10 a 12. Quienes estén interesados en sumarse, pueden venir directamente al club, subir hasta el segundo piso y pedir contactarse con el propio profesor.

“Las primeras clases son gratis, porque de ese modo la persona puede probar si le gusta este deporte, si es lo que le interesa; hay también gente llegada de otros lugares, con conocimiento de karate. Tenemos grupo para chiquitos y también para gente adulta”.

Cuando se le pregunta si las clases son con un fin recreativo o competitivo, explica:

“Tiene una parte competitiva y otra tradicional; con respecto al primero, disponemos de un grupo compitiendo en el circuito nacional. Estar dentro de la Federación Argentina de Karate nos permite desarrollar a quienes intentan competir formalmente. Desde el 2020, será una de las disciplinas olímpicas, por lo que sin dudas crecerá en gente interesada en aprenderlo. En el 2016, hemos llevado entre 12 y 15 competidores a participar en diversos campeonatos disputados en Córdoba, Mendoza, a la Costa Atlántica, y en lo referido a Buenos Aires, hicimos en el CENARD el Clausura, la última semana de noviembre”.

Estudiantil Porteño posee gente rankeada y eso les permitirá participar en algún momento del selectivo para el representativo argentino. De acuerdo a los puestos obtenidos en los diversos certámenes, van sumando puntos y asi se posicionan en el ráning nacional. El primero acumula entre seis, el segundo cuatro y los terceros comparten una unidad.

“El año anterior nos fue muy bien; recién este es el segundo año que estamos en el circuito como club. Estaba federado pero no tenía un grupo de competencia; lo armamos de a poco y en Buenos Aires terminamos en el sexto puesto entre más de veinte escuelas, por lo que el trabajo de los karatecas ha sido muy meritorio. Es un progreso leve pero constante. En este 2017 buscamos aumentar el número de participantes, que estén mejor equipados para competir, seguir con el acondicionamiento del espacio y brindar todos los elementos con la finalidad de convertir al participante en un atleta”, finaliza.

Karate, otra de las disciplinas que se practican en Porteño.