Transcurrida una semana del Argentino de Clubes Junior de Hockey, que se disputó con gran suceso en nuestras instalaciones, quisimos hablar con uno de los referentes del equipo conducido por Claudio Costa. Y lo hicimos con Octavio Lanes, quien en pleno viaje (regresa el 18 e octubre) se hizo un tiempo para charlar, y analizar lo que sucedió para Estudiantil Porteño, el significado de representarnos, además de un balance sobre la organización del evento.

“La verdad fue increíble la organización, hermoso ver cómo cada integrante del club colaboraba en lo que podía. Ni hablar de cuando entramos a la pista el primer partido, se me puso la piel de gallina, ingresar y ver a todo nuestro publicó apoyándonos. Fue una sensación hermosa. En cuanto a lo deportivo, me llevo una gran decepción. Creo que no pudimos demostrar el hockey que solemos jugar; los nervios y ansiedad de ser local nos jugó un poco en contra y no pudimos mostrar el 100% de lo que somos, si bien se dejó todo en la la pista, no pudimos terminar de mostrar el juego que nos caracteriza”, expresa Octavio, quien cursa el segundo año de arquitectura en la Universidad de Morón.

La noche inaugural mencionada refiere a un marco espectacular de gente, lleno de dirigentes tanto del club como de la Federación de Hockey. Y enfrente Harrods, quien supo de entrada manejar mejor la ansiedad del debut, ponerse arriba 4-0 y sensación de partido definido; pero el corazón y garra de nuestro equipo pudo volcar la cancha hacia el arco visitante hasta el empate emocionante. Octavio fue uno de los abanderados de esa remontada.

“Por ahí entramos muy relajados, y si bien tuvimos posición de la bocha gran parte del partido, esa relajación, más los nervios del arranque nos jugaron en contra y nos hicieron cometer errores en la defensa. Nos costó los cuatro goles mencionados, pero así y todo la suerte no jugó a nuestro favor en algunas oportunidades. Igualmente eso nos hizo levantar la cabeza y saber que todavía seguimos dependiendo de nosotros de ganar al día siguiente, sin embargo empatar con Harrods no dejó muy inconformes ya que, en lo que es el torneo local, solemos ganarle siempre. En cuanto al segundo partido, los nervios ya se fueron, no obstante, creo que lo perdimos nosotros. Logramos dar vuelta el marcador en lo que iba del partido, pero en los últimos minutos, no supimos controlar la presión del rival y lo pagamos con la derrota. Si bien el arbitraje fue muy dudoso… creo que la culpa fue nuestra”, se sincera el hijo de Fabiana y Sergio, hermano de Olivia.

Si bien en el hockey, Porteño es una referencia en el oeste y el ámbito metropolitano, no es un deporte al que la mayoría de los chicos elige de inmediato. Se le pregunta como fueron sus inicios.

“Empecé a los cuatro años; arranqupe porque en el jardín me había hecho muy amigo de Bautista Porreca. Entonces iba muy seguido a la casa y un día el papa, Fabio , quien tiene una gran influencia en el club ya que el jugo ahí también, me llevó al club, me pusieron unos patines de chapa y me hicieron patinar por la baranda. Y así fue como arranqué y a partir de ahí nunca más me bajé de unos patines (risas). Anteriormente jugaba de defensor, pero porque las reglas del hockey eran distintas; en cuanto cambiaron empecé a jugar de medio, que vendría a ser un jugador tanto defensor como delantero”, comenta.

Fue su último Argentino de la categoría Junior, ya que en este 2017 subió al plantel de Primera. Momento de contar todo lo venidero en el resto de la temporada.

“La verdad, estamos en un momento excelente del club. Venimos recientemente de ser consagrados bicampeón, sacándole una diferencia de 12 puntos al segundo. Y queremos volver a ganar el torneo actual, porque además de la satisfacción de salir campeón, en el caso de serlo clasificaríamos primeros al torneo argentino senior del año que viene, en el cual toca la sede en Buenos Aires. De ser así, nosotros volveríamos a ser los organizadores como lo fue este año el junior, ojalá las cosas se nos den y se pueda jugar en casa, sería lo más lindo”, afirma esperanzado.

Menciona a Porteño como “nuestra casa”. Sentido total de identificación con la camiseta, la consulta final es para pedirle una reflexión sobre la impronta de nuestro club en su vida.

“Porteño es lo más lindo que hay; si pienso en un recuerdo de mi infancia, son los veranos en el club con mis amigos, hice grandes amistades. Y en cuanto al hockey lo mismo, es algo que me apasiona desde chico. Y el grupo de amigos que se formó por este deporte es increíble, compartimos absolutamente todo, tanto en la cancha como fuera . Eso es algo que tiene solo Porteño y muchos envidian. En la primera, muchos equipos se arman con jugadores traídos de otros clubes, tratan de armarse para ganar el torneo, cuando nosotros no traemos a nadie, somos los mismos chicos que jugamos desde las inferiores, sumado a los Cornejo, quienes si bien no compartí inferiores con ellos porque son más grandes que yo, tengo el placer de hacerlo ahora y son jugadores que admiro mucho!!! Realmente Porteño es una de las cosas más importantes que tengo en la vida!!!”, asegura con convicción y orgullo.

Octavio Lanes, uno de los protagonistas del equipo Junior de Hockey que hace pocos días pudo darse el gusto de competir en el Campeonato Argentino.