El domingo último, la Primera del fútsal femenino llegó a la final del torneo nivelatorio organizado por la Federación. Si bien cayó con Banco Nación

haber accedido al cotejo definitorio luego de dejar en el camino a todas sus rivales, muestra el crecimiento de las chicas, no solo con el equipo superior, sino también en las categorías de abajo, las cuales van aumentando en cantidad de participantes y eso augura un mayor protagonismo de Porteño en los diversos certámenes.

Hablamos con la entrenadora Lucía De Simone, quien formó desde cero esta disciplina y nos cuenta no solo lo acontecido en el certamen que permitió nivelar a los conjuntos de cara al sorteo a efectuarse hoy, previo al inicio del campeonato, este próximo domingo, sino sobre la actividad en general.

“Junto a la otra profesora (Roberta Echeverría) comenzamos hace cinco años en el Burrito remándola desde abajo, porque como es un deporte incipiente y en expansión, lo hicimos con pocas chicas, creciendo gradualmente. Arrancamos solo mayores y de a poco fuimos metiendo categorías menores, como juveniles y por último las más chiquitas. Desde el año pasado andaba con ganas de armar un proyecto mas serio, de trasladar todo lo logrado, poder participar de una Liga. Junto a los coordinadores del club lo presentamos, hubo reuniones para darle sustento a la actividad y por suerte se nos dio el espacio para arrancar”, cuenta la entrenadora.

Lucía es Licenciada en Educación Física, jugó bastante tiempo al fútbol en los campeonatos de AFA.

“Siempre quise dirigir un equipo, y agradezco a Porteño que me abrió las puertas para cumplir ese sueño. Trabajando fuerte para armar un equipo fuerte, llevarlas a lo más alto posible. El campeonato nivelatorio tenía como objetivo conocernos y se logró algo que no esperábamos, llegando a la final, donde nos cruzamos con un gran rival. Dimos un paso importante, sin dudas, porque se da a conocer el club”, afirma.

Las chicas participan de la Liga Metropolitana, la misma donde compiten los varones; fueron invitadas a ser parte del Torneo de Verano. Comenzaron la pretemporada el 15 de febrero y el certamen iniciaba el 8 d e marzo. Casi sin preparación, se anotaron con lo disponible, y hasta la propia entrenadora se anotó como jugadora.Sumaron a varias juveniles, una camada interesante y así salieron a la cancha.

“Fueron tres grupos, todos contra todos; clasificaban los tres primeros y el mejor segundo. Nos tocó debutar con quien jugamos la final, son un muy buen equipo y perdimos; pero por haber ganados los otros con una buena diferencia de gol, clasificamos. La semifinal fue el viernes pasado en la cancha de Círculo de Trovadores contra El Tanque, y con mucha garra conseguimos triunfar 3-2, pasando a la final contra Banco Nación en Platense. Ellas viene trabajando hace mucho y nosotras solo dos meses, y esas diferencias se notaron. Por eso perdimos 3-0, aunque tuvimos bastante oportunidades que no pudimos concretar; marcamos un buen nivel y lindo equipo”, comenta.

La actividad está dividida en Sub 10, Sub 13, las Juveniles y el plantel superior, que incluye reserva y primera. Los días de entrenamiento son lunes y jueves con los siguientes horarios:

U10 y U13 18 a 19 horas

Juveniles: 19 a 20 horas

Primera: 20 a 21 horas.

Con respecto a los objetivos trazados, Lucía responde:

“Que las chicas se diviertan, aprendan un deporte distinto y formar a las chiquitas; les damos mucha importancia a las menores. Y a las mas grandes, llevarlas al nivel más alto, para que alguna pueda llegar más lejos; tienen condiciones, y sería un sueño cumplido ver que alguna de ellas pueda jugar de manera profesional, trabajando duro, porque realmente se puede. Transmitirle todos nuestros conocimientos, y si alguna muestra condiciones reales,acercarlas a un equipo de AFA y por qué no, ver a una con la camiseta de la Selección Argentina. Ojalá estos siga creciendo, sumar chicas y al largo plazo, yendo despacio y tranquilas, pero firmes, conseguir todos esos objetivos”

El fútbol femenino crece en Porteño. Y Lucía es una de las responsables para que suceda esto.