En la doble fecha del fin de semana junto al feriado patrio, Estudiantil Porteño jugó en ambas ocasiones como local, pero desde los resultados no fue productivo, ya que cayó frente a Burzaco FC en suplementario y contra Ramos Mejía. Si bien el objetivo encarado en la competencia era poder darle rodeo al joven plantel de la Metropolitana, sin dudas un comienzo auspicioso dejaba la posibilidad de esperanzarse con clasificar a los playoffs; pero luego de lo mencionado, quedó bastante lejos y lo que resta de la competencia será aprovechado en la búsqueda de seguir adquiriendo experiencia.

Dentro de la plantilla, están algunos mayores; entre ellos Lucas Curiale, quien nació en el club, y regresó tras varias temporadas en otras instituciones de FeBAMBA. Su último paso fue en Las Heras, y ya desde el 2016, instalado en la entidad que lo vio nacer y formarse. Por ascendencia y juego, es uno de los referentes, y por eso, se le consultó sobre lo acontecido estas fechas, la participación de Porteño en este Prefederal, su inserción en el equipo de JUan Ignacio González, y también unas palabras acerca de la marcha en el torneo de conferencias.

“Bueno, en ambos partidos nos fuimos con una sensación amarga; tanto Burzaco como Ramos fueron cerrados y no pudimos dar la vuelta de rosca para llevarnos los juegos. En cuanto al primero, creo que estuvimos a la altura de lo pretendido por el entrenador, jugamos contra un rival con experiencia, más en este nivel; Gaby Fernandez, campeón olímpico en el 2004 y Acosta con años en Liga Nacional. Hicimos un partido regular aprovechando cada característica nuestra y aunque nos faltó el toque para cerrarlo, me parece el resto lo hicimos todo bien. En cambio fue muy distinto el partido del martes, estuvimos irregulares, en los momentos que quisimos manejar el juego lo hicimos y marcamos diferencia pero caíamos rápido en un agujero negro del que no podíamos salir y duele mas la derrota sabiendo que es el último. No había ganado hasta el martes y encima era el clásico. En lo personal creo que fue muy positivo el partido ante Burzaco pero me fui decepcionado con el juego que hice contra Ramos”, comenta Lucas con autocrítica sobre lo acontecido. La pregunta al base es si la altísima ineficacia en lanzamientos externos fue una de las causas principales para no poder vencer.

“Si desde ya, si bien no somos un equipo de tiradores natos, el martes erramos cosas no acostumbradas y más allá de verse en el resultado, se refleja en el bajo tanteador al que tampoco estamos acostumbramos”, admite. Su pertenencia al club, con varias generaciones de familiares como socios, le suma a la decepción mencionada por caer en el clásico de barrio.

“Para mi es muy importante representar al club donde nací, me crié, hice mis amigos y cada vez que me pongo la camiseta es una alegría inmensa. Es un orgullo que el club esté donde está, en todas las categorías y para mi poder sumar y más en este nivel es una sensación hermosa”, agrega Curiale.

Siendo joven, es uno de los mayores en la plantilla, y por eso se le pide una descripción de sus compañeros.

“Los chicos tienen mucho futuro, mucho para aprender y mucho para dar. Es muy difícil encontrar un club donde la base de la Primera, el Prefederal y también el Federal esté formado por chicos autóctonos, varios entre los 15 y 20 años de edad. Eso es mérito de Porteño, tanto de los dirigentes pero en especial de Mati (Izzo)y de Juani quienes vienen hace años con un proyecto y lo están llevando adelante; siempre dije que lo poco o mucho aprendido fue gracias a Matías, haciendo un laburo increíble con las inferiores. Es placentero jugar con estos pibes, no se achican sino que se agrandan cada vez más dentro de la cancha y es un grupo genial. Me siento de 20 con ellos (Risas).”

Habla de un grupo homogéneo, y responde sobre si al regreso le costó integrarse o lo pudo hacer enseguida.

” Me hicieron sentir parte del grupo desde el primer día, como dije antes son muy unidos de años juntos dentro y fuera de la cancha. Eso lo viví varios años en inferiores y es único que tus compañeros de equipo a la vez sean tus amigos”, asegura. Con referencia al certamen de conferencias, donde ocupa la segunda posición en su grupo, y este viernes tendrá fecha libre, comenta:

” Estoy muy convencido que vamos a estar peleando arriba, esta vez con más experiencia; a lo largo de los años nos fuimos ganando un respeto que debemos aprovechar”.

Al final, la referencia a tomar lo positivo de participar en un Prefederal fuerte con la misma plantilla metropolitana.

“Es un Prefe con un buen nivel, buenos jugadores con experiencia pero los equipos son bastante parejos. Si bien en nuestra zona Burzaco y Cacyp están arriba, los resultados fueron mínimos, la diferencia la marcan la jerarquía de algunos jugadores. Nos viene muy bien para seguir consolidando el equipo, aprender y por sobre todo nos sirve para saber que nadie nos regala nada;  a mi no me gusta perder a nada pero esto lo estamos tomando para sumar experiencia y medir la vara del equipo, donde estamos parados, a donde queremos apuntar. Si logramos mantener este nivel vamos a llegar lejos”, afirma.

Lucas Curiale, uno de los bases de un Porteño lejos de la lucha grande de otros, pero con la mira en aprovechar el torneo para sumar una experiencia positiva hacia un futuro no muy lejano.