Hoy domingo no fue un partido más para las chicas de la Primera de Hockey sobre Patines. Porque vencieron a Ciudad de Buenos Aires 3-2, se sacaron el estigma de la escasa efectividad en las conversiones, y por sobre todo, obtuvieron su primer triunfo en el año, lo que les permite comenzar un nuevo camino sabiendo que pueden obtener otros.

Tras el encuentro, hablamos con la capitana Micaela Sordi, quien comentó la importancia de la victoria, las razones de la enorme alegría del equipo, y también detalles de su vida dentro del club.

“Estamos muy contentas porque hace mucho que veníamos perdiendo contra Ciudad y no le encontrábamos la vuelta de cómo jugarle; además es uno de los equipos que en este campeonato esta peleando la punta. Tuvimos un cambio de técnico (Guido González) a quien tuvimos anteriormente y ahora nos volvió a dirigir. Estuvo muy bien planteado el partido y además hubo mucha motivación de parte del técnico, lo cual nos sirvió para poder ganar hoy”, comienza diciendo Mica en el crepúsculo de la tarde dominical, con la sensaciones de felicidad aún latentes por el triunfazo.

Para reflejar la importancia de este resultado, las chicas perdieron todos sus cotejos de la primera rueda, salvo un empate, en un torneo único de ida y vuelta. Hoy fue el inicio de la segunda, y nada menos que venciendo a Ciudad.

“No podíamos hacer goles, hubo un cambio de cabeza. Los partidos los perdíamos 2-0 por ejemplo y no podíamos abrir el arco siempre el arco quedaba en 0; era muy psicológico, porque el equipo no estaba cómodo en el sistema de juego planteado y eso nos traía como consecuencia el no poder meter goles. Hoy se puede decir que salió todo bien, metimos 3 goles y fueron jugando en equipo. Además todas necesitábamos festejar un gol, nos hizo muy bien y ahora pienso que ahora ya no es más una traba eso”, comenta convencida que es el momento donde todo cambiará para mejor.

Micaela tiene 19 años, y este es el primero con edad de Primera, aunque ya lo hace en el equipo superior desde los 16..

“Yo empecé hockey a los 12 años, antes hacía patín artístico y me facilitó mucho al momento de empezar hockey sobre patines. Arranqué a jugar porque quería hacer algo y aprovechar lo que ya sabia;  al principio sin conocer el deporte me dijo mi papá que arranque y le dije que no quería nada relacionado con patin. Después me lo volvieron a decir y me decidí. Hacía patin en Argentinos Juniors y veía que hacían hockey apenas entras al club; ahí descubrí este deporte y además una chica de mi colegio (hoy en día amiga mía) hacia hockey sobre patines y le pregunté para arrancar a ella”, dice.

Además de jugar, es la entrenadora de la Escuelita y los Minis femeninos y masculinos.

“Esto fue hace una semana más o menos, debido a que se fue la técnica que estaba y me dieron a las nenas pero antes solo tenía a los nenes. Me encanta hacerlo porque estoy estudiando Educación Física, estoy en segundo año y me sirve para aprender muchísimo. Y más si es enseñando el deporte que más me apasiona, estudio en el Instituto F.W Dickens, en Parque Chacabuco”.

Para el final, como capitana del equipo que oy pudo cantar victoria, unas palabras sobre las sensaciones embargadas al grupo luego de esta enorme alegría.

“Ya en el partido, cuando terminó y en el vestuario se notó mucha alegría de parte de todos, jugadoras, padres y del técnico. Los padres estaban felices de vernos bien a nosotras y además agrego que ellos son los que siempre nos apoyan y nos llevan a cada partido. Las chicas dijeron la frase “se rompió la mala racha” y seguramente es la indicada para este momento. Además también están contentas con el cambio o la vuelta del DT y todas confiamos en él, y a mí me pone muy bien ver a todas las chicas alegres y bien, con un cambio de cabeza y creo que ahora esto mismo nos une muchísimo más”.

La alegría de todas las chicas de la Primera del Hockey por este triunfo, que les permite terminar este domingo otoñal contentas y con el ánimo en alza para comenzar la semana de entrenamientos con otro semblante.