“Todo empezó en febrero, cuando mandan la primera lista de convocados para empezar con el proceso; aparecía mi nombre y eso para mí era un logro enorme. El primer objetivo ya lo había cumplido que era formar parte de la preselección, a medida que avanzaba el tiempo había más convocatorias y por suerte estuve en todas. En una ocasión no pude viajar por una molestia en el aductor, pero sabía que no iba a ser el final, porque me sentía muy bien. Por suerte pude recuperarme de la molestia y avance con la preselección”.

El relato es de Francisco Ipiñazar, jugador de nuestro club, quien ayer recibió la inmensa noticia que quedaba en la lista final de la Selección Argentina Sub 20 que competirá en China el mes próximo el Mundial de la categoría. Como un hito trascendente, será la primera vez que un representante de Estudiantil Porteño vestirá los colores nacionales.

“Después de una convocatoria al CENARD, se venía un corte del equipo, e iban a quedar 10 jugadores y 3 arqueros, de los cuales viajaban 8 y 2 respectivamente. Entonces ya empezaba el nerviosismo de saber si iba a estar o no; cuando sale la lista de los 13 jugadores nuevamente aparecía mi nombre, el segundo objetivo ya estaba cumplido pero no me tenía que conformar con esto solo, quería jugar el Mundial- afirma Tutuca- así que los trece entrenamos en San Juan durante una semana y media, hasta ayer. El cual fue uno de los días más lindos de mi vida, porque recibí la noticia que viajaba al Mundial. Inmediatamente se me vino a la cabeza toda la gente que me acompañó, que estuvo siempre a mi lado apoyándome. Están completamente orgullosos de mi logro”. agrega.

Entre esos afectos que le sostuvieron anímicamente esos sueños están sus padres Julio y Claudio, junto a sus hermanos Ignacio, Gonzalo y Patricio.

“Toda mi familia es de Porteño; hoy en día me toca jugar en la Primera con mi hermano Patricio y mis primos Mateo y Bautista Porreca, es algo hermoso. Y después también con gente que quiero mucho y conozco desde que soy muy chico”, expresa este medio, quien llegó a la entidad a los cuatro años y se puso a aprender este deporte de la mano de su tío, primos y hermanos, todos jugadores de Hockey.

“Cuando era chico no me decidía si ser jugador o arquero, entonces hacia un año cada uno hasta que me decidí finalmente por jugar”, dice.

Se le pregunta el origen del apodo.

“Me dicen Tutuca justamente por un técnico sanjuanino que fue uno de los más importantes para mí, Sebastián Dávila, porque de chico era gordito y me decía que no tenía forma (risas)”.

Ya confirmado como un representante argentino, comenta lo que se viene en su agenda.

“Ahora tenemos que entrenar con nuestros clubes y por nuestra parte ir al gimnasio y hacer pileta. Hasta el miércoles 2 de agosto que volvemos a viajar a san Juan hasta el 19 de agosto; el 23 viajamos a china donde llegaríamos el 25 y el 27 arranca el mundial, donde integraremos grupo con Italia, Francia y España, una zona durísima, pero nosotros confiamos plenamente en el trabajo que venimos desarrollando”, afirma Francisco.

A principios del 2017 se anotó para comenzar la Facultad, pero le llegó simultáneamente la primera citación, y desde ese momento está focalizado en este objetivo.

“Hoy en día no pienso igualmente en otra cosa, como mi futuro en esto; mi prioridad es la Selección. Estoy cumpliendo hoy en día, mi sueño que es jugar el Mundial, vestir la celeste y blanca. Pero no me alcanza sólo con esto, si no traemos la Copa sería una gran decepción ya que no tenemos otra cosa en mente”.

Franciso Ipiñazar. Tutuca para el ambiente del Hockey. Su nombre ya integra la historia de Estudiantil Porteño, porque es el primero que jugará un Mundial en esta disciplina. Pero va por mas, mucho más. Sus sueños son mucho mas grandes y viajará a China el mes próximo con toda la decisión de cumplirlos.