Estudiantil Porteño tuvo una gran presentación el domingo por la tercera fecha, venciendo a Club Morón. Lo destacado del encuentro por parte del conjunto que dirige Juan Ignacio González, fue afrontar el compromiso con apenas siete jugadores, todos fichas de U21 para abajo, porque las cinco fichas mayores no pudieron ser de la partida por hallarse lesionados.

Dentro de esa estructura, surgió Facundo Spagnuolo, el mayor del equipo con sus 21 años, como el goleador del partido, anotando 23 puntos, incluida una seguidilla de tres conversiones externas, que le dieron la estocada final a los de Castelar, quienes iban por la arremetida con medio cuarto aún por disputarse.

“Comenzamos mal el partido, ellos se pusieron 7-0 enseguida, y en lo personal, cero de cuatro lanzamientos. Pero luego corregimos, seleccioné mejor los tiros, y entraron. Eso ayudó para poder ganarle a un gran equipo como Morón”, dice Facundo un rato después de terminado el encuentro que puso a Porteño con un registro 2-1.

Justamente, refiríendose al contrincante, el mayor de los Spagnuolo señaló:

“Ellos siempre nos generan problemas, principalmente por los grandes que ponen en la pintura; encima el hombre alto que tenemos para hacerles frente, David Alonzo, no pudo estar por lesión. Pero igual pudimos rebuscarnos, enfrentarlos en esa zona y que no nos hicieran tanto daño”, aseguró.

Porteño afronta este certamen con el objetivo de premiar a los jugadores de la Copa Metropolitana, entre ellos Facundo, por haber conseguido en cancha el acceso por haber terminado entre los mejores ocho. En esa ocasión, cayó en las semifinales de la zona A frente a Caza y Pesca, pero quedar en ese selecto grupo les posibilitó participar y su dirigencia quiso hacer uso del boleto con el propósito de foguear a sus jóvenes jugadores, acompañados por algunas fichas mayores, que debieron ausentarse en la tercera fecha.

“Vinimos al campeonato sabiendo que los candidatos son otros, y que nosotros jugamos sin refuerzos, pero esta clase de victorias, sobre todo frente a rivales como Morón, te da muchas esperanzas de poder clasificar a los playoffs y además sin dudas, adquirimos un mayor roce que nos servirá para competir con chances en el torneo metropolitano”, afirma.

Mañana jueves, por la cuarta jornada, será visitante de Caza y Pesca, un conjunto con la base de quien los eliminó en el certamen local, y que tras dos caídas iniciales, venció como visitante a Boca Juniors e intentará en su reducto de Don Torcuato continuar en esa senda, ya que se reforzó de manera conveniente para candidatearse como uno de los aspirantes a la corona. En sus filas, está Alejandro Pappalardi, hombre que llegó al corazón de toda la gente de Porteño por ser uno de los integrantes del equipo campeón del Prefederal 2015, cuando se erigió en el mejor y consiguió el pasaporte al Torneo Federal.

Con la incertidumbre sobre si los averiados (Javier Sánchez, Juan Ignacio Dameli, Ignacio Del Peral, Lucas Curiale y el mencionado Alonzo) podrán retornar, González trabaja con el resto de la juvenil plantilla buscando dar un batacazo en territorio del Tiburón. Para ello, espera contar otra vez con la mano caliente de Facundo Spagnuolo, una de las armas del domingo para festejar frente a Club