Este año, los responsables de Natación se propusieron arrancar con un equipo representativo del Club, buscando formar un semillero que a futuro decante en grupos competitivos formales. Junto a Analía Morvillo, una de las responsables, trabajan en ese armado los profesores Darío Tocci, Nahuel Marino e Iván Espejo, quienes en sus diferentes roles se complementan para focalizarse específicamente en este proyecto.

“Estoy aproximadamente hace 8 años, arranqué los sábados haciendo suplencias de guardavidas de mi hermano. Cuando el dejó de trabajar esos días, me quedé con esas horas yo. Hace 3 o 4 años comencé a dar las clases de nivel Escuela de Niños solamente los sábados, y desde hace 2 años estoy dando también clases para adultos 2 veces por semana durante la tarde/noche. Por estos días estamos comenzando la transición con Nahuel para que yo me haga cargo del equipo Máster”, comenta Darío, quien junto al mencionado son quienes toman la posta de la entrevista y explican no solo sus funciones sino además los objetivos que poseen como equipo de trabajo.

“En mi caso, estoy hace 7 años. Comencé como guardavidas y después agregué clases para adultos. En estos momentos, estoy dejando el equipo máster que se fue formando a lo largo del año pasado y este fundamentalmente. Mientras, estoy participando del equipo de chicos desde la parte psicológica”, complementa Nahuel.

Al momento de hablar de esos conjuntos para poner a Estudiantil Porteño en competencias, agrega:

“Son dos equipos. Máster es un equipo con gente grande, algunos ex nadadores; a ese equipo lo lidera Darío; por el otro lado, Iván es el entrenador de los chicos, lo cual está en plena formación, y sin dudas va bien de acuerdo a nuestras expectativas”.

Sobre el Master, Darío se explaya y da un clarísimo panorama.

“El grupo de Másters con el que estamos trabajando hoy día, arrancan aproximadamente hace poco mas de 2 años; en ese momento yo empiezo a ir a como nadador a ese grupo que lo lideraba Nahuel, se forma un buen grupo de entrenamiento y de a poco se va sumando mas gente. Un año después y por la partida de un profe, Ana y Miguel me ofrecen tomar las clases de adultos de los días en que estaba nadando y las tomo. Un tiempo después otro profesor nos acerca la idea de participar en un circuito de torneos de natación para masters en zona sur de Buenos Aires. Arrancamos a competir con adultos, la mayor parte de ellos sin experiencia en competencias de natación y sin embargo la participación tanto individual como colectiva es realmente buena. A principios de este año tomamos la decisión entre todo el staff de empezar a trabajar mas en el aspecto competitivo tanto de masters como de niños. Iván toma la posta con los chicos y Nahuel, que estaba a cargo de los adultos, decide enfocarse mas en su área de experiencia (piscología deportiva) por lo cual me ofrece hacerme cargo del equipo ya formado. Incorporo algunos nadadores mas al mismo y acá estamos, en medio de la transición entre un profe y el otro”.

Cuando se le pregunta acerca de los objetivos, añade:

“Como proyecto a corto plazo para los masters, este año nuevamente estamos participando del circuito en zona sur, tenemos la intención de incorporarnos al circuito master de zona oeste y participar también en competencias de aguas abiertas cuando comience la temporada de las mismas. Mas en el largo plazo, trataremos de empezar a competir a nivel interprovincial o nacional, pero falta mucho trabajo todavía”.

Nahuel es uno de los participantes en Masters, donde el grupo lo integran entre 16 y 20 nadadores, y comenta:

“Todos ex nadadores. Algunos competimos en máster actualmente. Digamos que este año decidimos con todo el staff ejecutar la idea de los equipos; es un proyecto en el que todos, cada uno desde su lugar, aporta su trabajo. Desde la escuela hasta el nivel competitivo”. Y al pedirle cuáles son los torneos donde compite Porteño, detalla:

“Hoy día competimos en certámenes tanto en pileta corta como larga. También lo hacemos en pileta pero en torneos distintos a los habituales, con otras categorías, como postas americanas, competencias de duración como las 24 horas. Vamos incorporando aspectos que nos acercan tanto en los nadadores como en los profesores”.

Y allí están, a pleno trabajo con el proyecto de poder cristalizar ese anhelo profesional e inquitudes como apasionados de su profesión, de tener equipos competitivos en la institución.