En la noche del jueves, Porteño le ganó 88-47 a Huracán San Justo, retornó al triunfo con una gran demostración colectiva que no le dejó chances en ningún momento al rival.

Juani González dispuso de muchos minutos para los cadetes Peter Rodriguez y Guido Burrone, quien asi hizo su debut, y cuando restaban 1:23 para culminar el juego, convirtió un libre, el primero en la Primera. Como corresponde a la tradición, una vez finalizado el encuentro, sus compañeros procedieron al ritual de cortarle el pelo.

David Alonzo jugó solo medio cuarto, en el primer segmento, donde le bastó para bajar cinco rebotes; su lugar fue ocupado por el mencionado Guido, además de los habituales Javier y Marcos, ambos con doble dígito en las anotaciones. En ese rubro fueron seis los jugadores que alcanzaron sumar diez o más puntos. Revello fue el segundo anotador detrás de Nico, la figura y en el cuarto final asomó en toda su dimensión Thiago como robador serial y encarar a la llave contraria, hasta sumar 13 unidades, el récord en su incipiente carrera en el Superior.

Peter sigue mostrando su desfachatez al lanzar, jugar cómodo en el diseño del DT y meter bombas hasta totalizar diez puntos. El resto acompañó con sus números de manera habitual, y convierten a este Porteño en un conjunto muy sólido, veloz y largo. Tanto, que no solo disimula de manera perfecta las ausencias (a las de siempre, ahora se sumó Roli, quien tiene para dos semanas por una distensión) sino además se da el envidiable gusto de reservar jugadores para el Prefederal, como fue el caso de Nachito, quien no ingresó.

El sistema, el juego asociado, la generosidad en defensa, el combo de jugar casi de memoria, transforma a la criatura diseñada por el entrenador como una maquinita colectiva por encima de los nombres. Y cuando las piezas funcionan en sus roles, ganan, gustan y golean.

Nico (22), Bocha (3), Facundo (10), Javier (10), David (2) F.I. Peter (10), Marcos (16), Guido (1), Thiago (13). DT:Juani

Parciales: 23-7, 46-25, 66-40, 88-47